Skip to main content

Google quiere que Android sea el sistema operativo en coches

Android Auto
user

30/12/2014 - 00:58

Google planea ofrecer a los fabricantes de automóviles la oportunidad de instalar una próxima versión del software de Android directamente en la unidad de información y entretenimiento del automóvilAndroid Auto se cree debutará en 2015

Siguiendo el ejemplo de Apple con su sistema de información y entretenimiento CarPlay, que optimiza una unidad de consola compatible con el OS del iPhone, Google ya tiene algo similar en camino, que espera debutar en el 2015: Android Auto.

El software actual requiere conexión a un teléfono con Android para estar conectado con el coche, pero de acuerdo a Reuters, Google quiere ir más allá.

La compañía planea ofrecer a los fabricantes de automóviles la oportunidad de instalar una próxima versión del software de Android directamente en la unidad de información y entretenimiento del automóvil, convirtiéndose en la interfaz de operación estándar.

La integración directa significa que operaría sin necesidad del teléfono, permitiendo a los conductores acceder a funciones de Internet como navegación y otras aplicaciones sin tener que sincronizar un dispositivo móvil.

Google Maps en tu coche con Android Auto

Eliminar al intermediario suena como una decisión inteligente, pero no está exenta de problemas. Por el momento, CarPlay y Android Auto trabajan junto al sistema operativo de información y entretenimiento de los fabricantes de automóviles, que es laboriosamente desarrollado por cada casa automotriz. Lo hacen para ofrecer una experiencia única a sus clientes, de tal manera que el iDrive de BMW es diferente del Sync de Ford, por ejemplo, por lo que los fabricantes de automóviles tener algunas objeciones ante la idea eliminar un elemento de atractivo de su marca.

El prototipo del coche autónomo de Google ya está terminado.

Otras preocupaciones son la seguridad y la responsabilidad. Google está cerca de ser omnipresente en nuestras vidas y darle acceso a datos con los que pueda registrar nuestras ubicaciones, niveles de combustible y velocidades despertaría cierto recelo.

En el mejor de los casos, el balance final de una empresa podría verse afectado porque los consumidores estén cansados de dicha recogida de datos. En el peor, es una caja de Pandora sobre la forma en que los datos podrían ser utilizados en situaciones legales.

En cualquier caso, ambos sistemas "in-car" de Apple y Google todavía no han sido lanzados por completo, por lo que este puede ser un caso de poner el carro delante del caballo, pero vamos a ver cómo evolucionan las cosas en el futuro.

Ver ahora: