Skip to main content

El gran misterio, ¿por qué somos diestros o zurdos?

Direcciones

26/03/2020 - 07:30

Cuando nace un bebé lo normal es que entre las obsesiones de los padres esté el querer saber si será diestro o zurdo. Con qué mano intenta coger los objetos, cómo se apoya y otros movimientos pueden delatar cómo será, pero lo que no suele estar tan claro es el motivo por el que alguien acaba siendo diestro o zurdo.

Las estadísticas no ayudan a la hora de intentar averiguar las causas, la diferencia porcentual entre diestros y zurdos es grande, y encima varía entre hombres y mujeres. Según la información de la BBC, cerca del 12% de los hombres son zurdos y del 8% de las mujeres también lo son.

Sin embargo, todavía no se conocen las motivaciones que empujan en una u otra dirección a las personas, cuánto hay de genética y cuánto de entorno.

Entre lo que se suele afirmar está la relación entre hemisferio dominante y el ser zurdo o diestro. El hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, y viceversa. Sin embargo, los hemisferios no funcionan de forma aislada y existe una gran interdependencia entre ellos. Aunque se han descubierto asimetrías puntuales, no es concluyente que existe una gran diferencia en facultades en base a esos factores.

Si que existe una diferencia entre el modo de percepción que se tiene y el procesamiento en campos visuales, por ejemplo, es distinto entre zurdos y diestros. Sin embargo, ninguno de los experimentos realizados todavía ha demostrado por qué somos zurdos o diestros.