Skip to main content

El guepardo, en peligro de extinción inminente

Cachorro de guepardo

28/12/2016 - 10:14

El animal más rápido del mundo, el guepardo, está en peligro de extinción inminente. Así lo señalan las organizaciones encargadas de velar por la conservación de este felino, que alertan de que su hábitat natural se ha reducido en un 91% en las últimas décadas, sobre todo fuera de África.

Este depredador, célebremente conocido por alcanzar velocidades de hasta 120 kilómetros por hora, cuenta sólo con 7.000 ejemplares vivos en todo el mundo. De hecho, el guepardo asiático está a punto de desaparecer, y es que sólo quedan 50 de estos animales vivos en Irán.

No es la primera especie que se suma de forma reciente a la lista de animales en peligro de extinción. Las jirafas también afrontan un futuro bastante incierto, aunque no tanto como la de este espectacular felino. Varias circunstancias han agravado su situación en los últimos años, la mayoría de ellas derivada de la acción humana.

Los animales que están amenazados suelen ser conservados en reservas, donde es fácil controlar su número, regular la reproducción y protegerlos de los cazadores furtivos. Sin embargo, debido a la alta movilidad y a las velocidades que alcanza, es difícil mantener a los guepardos confinados en un espacio más o menos reducido. Por eso suelen ponerse al alcance de los cazadores en los distintos países en los que habitan, la mayoría de ellos en el sur de África.

Un 58% de los animales salvajes ha desaparecido en los últimos 40 años

Por si la amenaza de ser cazados para vender sus pieles fuera poca, la falta de presas también ha mermado el número de guepardos vivos en libertad. Da la casualidad de que muchas de las víctimas naturales de este depredador también forman parte de la alimentación básica de las poblaciones de la Sabana africana. En la lucha por ver quién caza antes a los pequeños animales, el animal salvaje tiene toda las de perder frente al humano.

No hay que confundir al guepardo con el leopardo, dos animales cuyas diferencias no son evidentes a simple vista. El primero de ellos es más rápido y a la vez más esbelto, más parecido a un gato común. Ambos se encuentran actualmente amenazados por la extinción.

[Fuente: Science Alert]

Tags:

#ciencia

Ver ahora:

Te recomendamos