Hadrian, el robot capaz de construir una casa en dos días

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Hadrian, el robot que revolucionará la industria de la construcción

Una compañía australiana asegura haber desarrollado un robot llamado a revolucionar la industria de la construcción. Hadrian es capaz de colocar hasta 1.000 ladrillos por hora, lo que se traduce en que podría llegar a construir la estructura una casa en menos de dos días.

Aunque por el momento no es más que un prototipo, Fastbrick Robotics espera lanzar al mercado el robot Hadrian en los próximos años según ha explicado Mike Pivac, CEO de la compañía. 

El nombre del robot constructor de casas homenajea al emperador Adriano, gran aficionado a la arquitectura que mandó levantar por ejemplo el Templo de Venus y Roma en el extremo oriental del Foro Romano. Su desarrollo ha costado casi cinco millones de euros y prácticamente diez años de investigación.

Hadrian, el robot capaz de construir una vivienda en dos días, es capaz de coger ladrillos, procesarlos y colocarlos en el sitio adecuado casi sin intervención humana ya que se ayuda de unos planos diseñados en 3D a modo de plantilla. Su pluma telecópica de 28 metros permite al robot un grado de exactitud casi perfecto.

¿Ha creado el MIT el ladrillo del futuro?

El invento podría reducir drásticamente el tiempo de construcción de viviendas y edificios. Una casa tipo -en Estados Unidos- tiene alrededor de 15.000 ladrillos y por lo general se tarda alrededor de cinco o seis semanas en construirse. El robot constructor Hadrian puede hacer ese mismo trabajo en dos días y, como no se cansa, podría llegar a levantar hasta 175 casas al año.

¿El fin de la albañilería? Nada más lejos de la realidad según Fastbrick Robotics, que explica que el robot Hadrian necesita como mínimo un operador y un albañil para supervisar el proceso y asegurarse de que todos los ladrillos se colocan en el sitio adecuado de acuerdo con los planos, dejando espacios para cableado o tuberías o recortando ladrillos para modelar una forma específica, por ejemplo, para puertas y ventanas.

El robot albañil Hadrian no es el único invento llamado a transformar la industria de la construcción de aquí a diez años l. Uno de los proyectos más prometedores es el Blac Brick, un ladrillo barato y sostenible que se consigue a partir de restos de celulosa de papel desarrollado por investigadores del MIT.

[Fuente: The Independent]

Fotos: Fastbrick Robotics