Harrison Ford aparecerá en la secuela de Blade Runner

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Harrison Ford Blade Runner

La tremendamente esperada secuela del clásico Blade Runner se está haciendo de rogar desde hace años. La adaptación del clásico "Sueñan los androides con ovejas eléctricas" de Ridley Scott no fue un gran éxito de taquilla, pero desde luego ha pasado a la historia del cine como una gran película. Ahora que parece que todo está en marcha, hemos sabido que el protagonista original de Blade Runner, Harrison Ford, volverá a la historia. Además según hemos podido saber, el director de "Prisioneros", Danis Villeneuve, sería el encargado de dirigirlo. Buenas noticias para los fans de la ciencia ficción. 

El anuncio ha sido hecho por los poseedores actuales de los derechos sobre la película, en una declaración que también parecía indicar que los productores esperaban que las cámaras empezasen a grabar en verano de 2016. La película original, para las seis personas que aún no la conocen, trata sobre un agente de la ley interpretado por Harrison Ford, que tiene que encontrar unos androides con aspecto humano llamados "replicantes". 

Estos "replicantes" están escondidos en Los Ángeles en el año 2019, donde todo es muy futurista, y llueve sin parar. La historia hace que el público se plantee donde empieza y donde acaba la humanidad. 

Google tiene sus propias técnicas para saber si somos robots o humanos

No sabemos si la secuela será tan profunda. Lo que si sabemos es que está siendo escrita por uno de sus co-gionistas originales, Hampon Fancher, y por el guionista de Green Lantern Michael Green. También conocemos su ubicación en el tiempo: la historia tendrá lugar unas décadas después de que Ford encuentre el unicornio de papel. 

Sobre la participación de este, el CEO de Alcon (los dueños de los derechos) declaró: "Nos sentimos muy honrado de que Harrison se esté uniendo a este proyecto con Denis Villeneuve, que es un talento singular, como vimos en prisionereos". 

Nosotros seguiremos a la espera, y desde luego le deseamos más suerte a este proyecto que a cierta calavera de cristal que no terminó de convencer a los más acérrimos fans de Harrison Ford.