Skip to main content

Hay bacterias que producen electricidad, y el MIT busca cómo utilizarlas

Esta bacteria se ha vuelto resistente a los hospitales

15/01/2019 - 07:45

La búsqueda de fuentes de energía alternativa es algo en lo que muchos equipos de investigación están absortos hoy día. Es necesario encontrar una alternativa a los combustibles fósiles, y unas bacterias capaces de producir electricidad podrían tener la respuesta.

Los combustibles fósiles se agotan y contaminan, dos motivos que han llegado a las diferentes empresas tecnológicas a idear nuevas formas de obtener y almacenar energía. La electricidad es una de energía que resulta vital en nuestro día a día. Sin ella, prácticamente la totalidad de los dispositivos que os mostramos cada día serían bonitos pisapapeles.

Sin embargo, para producirla es necesario invertir una gran cantidad de combustible fósil. Hay fuentes alternativas, como las renovables, pero está claro que se deben buscar fuentes alternativas para producir electricidad. El MIT tiene varios equipos estudiando nuevas formas de generar esta energía, y hace un tiempo nos sorprendieron con unas bacterias que podían producir electricidad.

Generar electricidad a partir de bacterias, como podéis imaginar, tiene un potencial enorme, ya que se trata de los organismos más abundantes del planeta, y encontrar la forma de aprovechar las bacterias para generar electricidad podría ser la respuesta para encontrar una energía alternativa que de vida a nuestros dispositivos.

Ya se sabía que había bacterias capaces de generar electricidad, pero la investigación y el desarrollo de esto llevaba asociados unos costes altísimos. Sin embargo, el Instituto Tecnológico de Massachusetts ha desarrollado una nueva técnica para distinguir bacterias en función de su habilidad para producir electricidad y, así, utilizarlas.

Mediante el proceso de dielectroforesis, los científicos calcularon la capacidad de una bacteria para generar y conducir electricidad a través de cepas baterianas en un canal de microfluidos con la forma de un reloj de arena.

Aplicaron energía de un voltio por segundo, desde 0 hasta 80, y han encontrado unas bacterias que no solo conducen la electricidad de manera óptima, sino que también son capaces de producirla.

iBand Plus, el gadget para controlar tus sueños y dormir mejor

Y es que, hay bacterias capaces de producir electricidad, ya que generan electrones dentro de sus células y los liberan a través de pequeños canales en un proceso de transferencia conocido como EET, o transferencia de electrones a nivel extracelular. Con esto, producen y conducen electricidad.

Ahora, el reto es ver cómo se pueden aprovechar esas bacterias productoras de electricidad para alimentar dispositivos, ya que se tendrán que almacenar las bacterias y potenciar la transferencia de esa energía.

Ver ahora: