Skip to main content

Por qué hay escarcha en tu congelador: estas son las causas y así puedes prevenir su aparición

Congelador con escarcha

Getty Images

14/09/2021 - 06:45

¿En tu congelador se acumula una gran cantidad de escarcha y hielo? Eso significa que hay algún problema. Te contamos qué es lo que provoca esta acumulación, cómo puede afectar a la conservación de los alimentos y a la vida útil del electrodoméstico, y qué puedes hacer para prevenir su aparición.

Para garantizar el buen funcionamiento y la correcta conservación de los alimentos, el congelador debe estar limpio y libre de escarcha. Con el uso y el paso del tiempo, el hielo se va a cumulando en las paredes, así como en la parte superior e inferior, y cuando esto ocurre es recomendable proceder a su limpieza siguiendo las indicaciones del fabricante. 

Y es que la acumulación de escarcha y hielo en el congelador puede provocar muchos problemas tanto de conservación como de funcionamiento del electrodoméstico. Hace que perdamos superficie útil para almacenar los alimentos, y en ocasiones produce dificultades para abrir o cerrar los diferentes cajones y compartimentos.

Otro problema que acarrea esta acumulación es la aparición de malos olores, así como la formación de cristales de hielo que dan un sabor desagradable a los alimentos. 

Además, el exceso de hielo y escarcha también afecta al correcto funcionamiento de la nevera. Impide una adecuada ventilación del interior del congelador y supone un exceso de humedad, por lo que el rendimiento del electrodoméstico se puede ver afectado, así como su vida útil.

Pero, ¿por qué aparece la escarcha y el hielo en el congelador? Este fenómeno se produce cuando hay un exceso de humedad en el interior del aparato, algo que puede suceder por diferentes razones.

Por un lado, es posible que la puerta haya estado mal cerrada accidentalmente, por otro lado puede que haya algún problema con las juntas de la puerta o el sistema de cierre, y también puede deberse a que se abra y se cierre con demasiada frecuencia. 

Otra práctica que causa la acumulación de hielo y escarcha es la introducción de alimentos calientes, el almacenamiento de alimentos abiertos o mal funcionamiento del electrodoméstico.

Para prevenir este problema, te recomendamos no abrir la puerta del congelador más de lo necesario, asegurarte de que la has cerrado bien cada vez que la abras, comprobar el estado de las juntas de la puerta con regularidad y no almacenar alimentos calientes o abiertos. 

Además, también se recomienda no poner el congelador cerca de aparatos que desprendan calor, como el horno o la secadora, dejar suficiente espacio entre la parte trasera del frigorífico y la pared, y configurar el electrodoméstico a una temperatura adecuada.