Skip to main content

Helados sanos para seguir cuidando de tu dieta en verano

Helado

28/06/2018 - 19:45

Con la llegada del verano y el calor apetece refrescarse. Si a veces pasas por el supermercado con temor a mirar a la nevera de los helados, no lo hagas más: hay helados bajos en calorías que no violan tu dieta.

Si llevas meses tratando de adelgazar para este momento, no es plan de tirarlo todo por la borda por culpa de una caja de helados con todo su azúcar y grasa, porque es este el problema: normalmente suelen incluir cantidades ingentes de grasas saturadas y azúcares refinados.

No obstante, ya hay bastantes alternativas. Hablamos de helados ligeros para el verano que son fabricados ya como light, es decir, sin azúcar y con grasas reducidas. Los puedes encontrar en cualquier supermercado y habitualmente toman forma de sorbete.

Por este motivo hemos excluido del listado todos los helados elaborados de forma industrial que puedes encontrar en las estanterías de tiendas. Es mejor si los haces tú en casa, además de mucho más barato.

Es precisamente este tipo de helado el que más te conviene, el sorbete. Lo puedes hacer en casa en apenas unos minutos y es realmente refrescante, además de bajo en calorías. Consiste ni más ni menos que en congelar líquido del tipo que quieras, así que los puedes hacer fácilmente en casa.

Helado de yogurt

Helado

En otras ocasiones hemos podido mencionar que, aunque la leche y las grasas lácteas han sido demonizadas, es injusto hacerlo. Son alimentos que tienen efecto saciante, es decir, que te benefician para perder peso porque te llenan a largo plazo.

Es por eso que una buena opción para refrescarte es hacer un helado de yogur. La cosa es tan fácil como meter un yogur en el congelados con una cucharilla dentro, algo que seguro que hiciste de pequeño.

Otra opción es mezclarlo con leche y removerlo en una taza, y congelar el contenido, aunque sólo a medias. Así quedará con la consistencia perfecta para comerlo a cucharadas.

Puedes elegir de qué sabor lo quieres, si lo quieres con pedazos de fruta o de otro tipo.

Helazo de zumo

Helado

Ahora vamos con otro helado light o bajo en calorías perfecto para el verano. Hay dos formas de hacerlo: batiendo o exprimiendo tú mismo la fruta por una parte, o comprando el zumo ya exprimido por la otra.

En el segundo caso, procura comprar sólo zumos sin azúcares añadidos, aunque lo mejor es que hagas tú el batido. Recuerda que cuanta más cantidad de pulpa dejes, más fibra tomarás.

Una vez que tengas el líquido, volvemos a lo mismo: al congelador.

Helado de café

Helado

Sin duda alguna el café es una de las bebidas con más fans del mundo. No es recomendable abusar de ella, aunque tomándola con moderación tiene muchos beneficios para la salud.

Además, el sabor es inigualable así que, ¿por qué no un helado ligero hecho con café? El proceso, como seguramente intuyes, es bastante fácil: puedes hacerlo con o sin leche, como prefieras.

Tardará más en congelarse ya que está caliente si es recién hecho, pero se trata de una alternativa ideal para rebajar un poco la temperatura corporal.

Otra opción es batirlo con hielo en una batidora para hacerte un granizado.

Ver ahora: