Skip to main content

El hombre que quiere demostrar que la Tierra es plana

tierra plana

30/11/2017 - 20:28

Mike Hughes, un californiano de 61 años, afirma que no cree en la ciencia y está dispuesto a demostrar que la Tierra es plana lanzándose en un cohete casero.

Que nuestro planeta tiene una forma esférica es un hecho científico asumido en la actualidad por la mayoría de las personas, pero hay quien todavía lo pone en duda. Uno de ellos es Mike Hughes, un californiano de 61 años que afirma que no cree en la ciencia y está dispuesto a demostrar que la Tierra es plana.

Para poder probar que su teoría es acertada y refutar el pensamiento científico, Hughes lleva dos años construyendo un cohete con piezas de repuesto y chatarra, en cuyo desarrollo ha invertido alrededor de 20.000 dólares. Tenía planeado utilizar su aeronave casera para lanzarse sobre las tierras de Amboy (California, Estados Unidos) a más de 800 km/h. 

"Conozco la aerodinámica y la dinámica de fluidos, cómo se mueven las cosas por el aire, el tamaño de los cohetes y su empuje", explicaba Hughes en The Washington Post. "Pero eso no es ciencia, es solo una fórmula. No hay diferencia entre la ciencia y la ciencia ficción". 

No obstante, sus planes se han visto truncados y las autoridades han impedido el lanzamiento de su cohete. La Oficina de Administración de Tierras le ha prohibido emplear el terreno público de Amboy para su proyecto. Además, el lanzador de cohetes, que está fabricado a partir de una autocaravana usada, ha sufrido una avería de última hora.

¿Aficionado a la observación espacial? Echa un ojo a los telescopios mejor valorados de Amazon España

Hughes asegura que estos contratiempos no impedirán que lleve a cabo su proyecto. Ya ha encontrado unas propiedades privadas cercanas al lugar original de lanzamiento y espera poder volar con su cohete casero muy pronto.

SpaceX utilizará por primera vez un cohete espacial reciclado

Esta no es la primera vez que Michael Hughes construye su propia aeronave para lanzarse con ella. La primera vez tuvo lugar el 30 de enero de 2014 en una propiedad privada en Arizona. El cohete fue capaz de viajar poco más de 400 metros y después Hughes necesitó tres días para recuperarse del lanzamiento.

[Fuente y foto: The Washington Post]