Skip to main content

Hormigón hecho con hueso para construir la ciudad del futuro

Hormigón hecho con hueso para construir la ciudad del futuro

27/06/2016 - 08:44

La población mundial no ha parado de multiplicarse en las últimas décadas, y lo seguirá haciendo. Además, el éxodo rural lleva a millones de personas a vivir en ciudades hechas de hormigón y cemento, con todo lo que conlleva. Para prevenir la contaminación derivada, científicos de Cambridge han desarrollado un hormigón fabricado a partir de hueso y cáscara de huevo.

El hueso aporta la solidez necesaria para que el nuevo compuesto soporte el peso de las toneladas que pesa un edificio, mientras que la cáscara de huevo funciona como aislante contra las condiciones climáticas y atmosféricas.

Con este nuevo invento, pretenden que la ciudad del futuro no sólo sea más sostenible, sino que la huella ecológica de su construcción sea lo más limitada posible. Fabricar hormigón supone emitir a la atmósfera muchos millones de toneladas de dióxido de carbono, por lo que el hueso y la cáscara de huevo son sin duda alternativas más sostenibles.

Producir hormigón es tan contaminante porque requiere un procesado a altas temperaturas, para lo que es necesario gran cantidad de energía.

El principal problema que han encontrado los científicos de la Universidad de Cambridge ha sido encontrar estos dos materiales. A pequeña escala hay cáscara y hueso animal de sobra, pero si hablamos de construir millones de edificios en el futuro, la cosa cambia. Por el momento dependeremos del hormigón y el cemento durante décadas.

Este cemento lumínico puede ser útil para todas las ciudades

Sin embargo, estos experimentos demuestran que es necesaria y viable una alternativa sostenible al hormigón para luchar contra el cambio climático. No sólo se necesitan ciudades sostenibles, sino que su mantenimiento y construcción también deben ser no contaminantes.

El debate en torno al crecimiento sostenible de la economía y con ella las ciudades está abierto. Quizás construir ciudades con hormigón de cáscara de huevo y hueso no sea la solución, pero es una propuesta que merece la pena tener en cuenta.

[Fuente: Universidad de Cambridge]

Ver ahora: