Identifican una proteína para tratar enfermedades neurodegenerativas

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
enfermedades neurodegenerativas

Un conjunto de científicos del Gladstone Institutes en San Francisco (Estados Unidos) ha identificado una proteína que puede resultar clave para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) o la enfermedad de Huntington.

El estudio que han llevado a cabo estos investigadores revela nuevos detalles acerca de una proteína celular clave, llamada Nrf2, que podría conducir a nuevas terapias para combatir los trastornos neurodegenerativos.

Este tipo de enfermedades se debe a un comportamiento anómalo de las proteínas en el cerebro, que se pliegan de manera incorrecta y provocan su acumulación en las neuronas, lo que inflige daño a las células e incluso llega a destruirlas.

En el ensayo, los científicos han empleado la molécula Nrf2 para restaurar los niveles de las proteínas que causan las enfermedades neurodegenerativas, reconduciéndolos a unos niveles normales y sanos, lo que evita la muerte celular.

Las pruebas se llevaron a cabo con dos modelos de Parkinson en neuronas de rata y de seres humanos: en mutaciones en las proteínas LRRK2 y alfa-sinucleína. Mediante la activación de la Nrf2, en las células se iniciaron varios mecanismos de limpieza que eliminaron el exceso de LRRK2 y alfa-sinucleína.

Este sensor puede diagnosticar cáncer, Alzheimer y Parkinson

"La Nrf2 coordina todo un programa de expresión génica, pero no sabíamos lo importante que era para regular los niveles de proteína hasta ahora", asegura Gaia Skibinsky, primer autor del estudio. "Sobreexpresar la Nrf2 en los modelos celulares de Parkinson se tradujo en un efecto enorme. De hecho, protegió las células contra la enfermedad mejor que cualquier otra cosa que hemos encontrado".

Los investigadores señalan que activar la proteína Nrf2 con un fármaco puede ser complicado debido a que está implicada en muchos procesos celulares. Por ello, continuarán trabajando para identificar otros actores implicados en la regulación de las proteínas que sean más fáciles de tratar con medicamentos.