Skip to main content

Identifican unas neuronas para que los alcohólicos dejen de beber

tratamiento para el alcolismo

07/07/2016 - 22:16

Un equipo de investigadores estadounidenses ha identificado unas neuronas que, al ser activadas, pueden ayudar a las personas alcohólicas a dejar de beber. 

La solución para terminar con el alcoholismo está un paso más cerca. Un equipo de científicos de la Escuela de Medicina Texas A&M Health Science Center en Estados Unidos ha identificado unas neuronas que podrían ayudar a que las personas alcohólicas a dejar de beber.

En una investigación previa, el equipo demostró que el consumo de alcohol altera la estructura física y la función de las neuronas espinosas medianas ubicadas en el cuerpo estriado, también conocido como núcleo estriado. Esta parte del cerebro es la vía de entrada de la información hacia los ganglios basales. 

En los estudios, se dieron cuenta de que la activación de un tipo de neurona, conocida como D1, determina si continuamos bebiendo alcohol después de tomar una copa. Ahora, en los análisis recientes han descubierto las neuronas que hacen lo contrario y que influyen en la decisión que lleva a parar de beber. 

Las neuronas espinosas medianas se llaman así porque tienen espinas en las dentritas. Se pueden considerar como un árbol con muchas ramas que están llenas de pequeñas protuberancias, que son las espinas.

Cada una de estas neuronas tiene uno de dos tipos de receptores de dopamina, D1 o D2, por lo que puede podemos identificarlas por este nombre. Las neuronas D1 serían las que animan al individuo a continuar consumiendo alcohol, mientras que las D2 serían las que deciden parar de beber. 

Según un estudio, fumar ayuda a desarrollar alcoholismo

"Desde el punto de vista de la adicción, las neuronas D2 son buenas", explica Jun Wang, profesor de la escuela Texas A&M Health Science Center. "Cuando se activan, inhiben el comportamiento de beber, y por lo tanto su activación es importante para la prevención del alcoholismo"

El problema es que las neuronas D2 se desactivan cuando bebemos mucho, lo que ayuda a que entremos en un círculo vicioso y nos cueste parar de tomar alcohol. Sin embargo, mediante la manipulación de la actividad de estas neuronas, los científicos fueron capaces de cambiar el comportamiento de los sujetos en los ensayos con animales. "Esperamos que estos hallazgos ayuden a encontrar un tratamiento para la adicción al alcohol", señalan Wang. 

Ver ahora:

Te recomendamos