Skip to main content

Imaginan un concepto de yate que navega y también vuela, y con cero emisiones

Air Yacht

Pierpaolo Lazzarini

15/01/2022 - 17:35

El Air Yacht es un nuevo concepto de súper yate que se compone de dos aeronaves de 150 m que están conectadas a un casco central de 80 m, y tiene todas estas comodidades.

Hemos  recogido distintos conceptos de yates que podrían navegar por nuestros océanos en un futuro lejano, y uno de los diseñadores más importantes al respecto, el italiano Pierpaolo Lazzarini, acaba de presentar su último concepto de súper yate, pero no es un yate común, dado que además de surcar nuestros océanos también podría volar.

Y es que el diseñador Lazzarini ha creado un súper yate volador de lujo, y si bien ya nos sorprendió antes con un otro súper yate anterior inspirado en cisnes, su último proyecto, el Air Yacht, está diseñado para navegar pero también para volar, y encima sin emisiones.

En concreto este concepto recoge dos aeronaves de 150 m que están conectadas a un casco central de 80 m a través de cuatro puentes de carbono en cada uno de los lados.

Esta estructura de fibra de carbono puede alcanzar los 111 km/h amparándose en ocho rotores eléctricos que giran en sentido contrario en los lados, alimentados por baterías ultraligeras y paneles solares, pero también por dos dirigibles llenos de helio, lo que le permite volar y flotar.

Los dos globos flotantes se dividen en una especie de colmenas que contienen 400.000 m³ de helio comprimido. De esta manera, cuando está volando, este helio comprimido se libera pudiendo proporcionar suficiente propulsión para viajes de hasta 48 horas para luego poder aterrizar con seguridad en la superficie del mar gracias a su base inflable. 

Air Yacht

Pierpaolo Lazzarini

Por otra parte, la cubierta central de este súper yate volador mide 10 m de ancho y cuenta con una cabina principal con vistas de 360°, pero también un gran comedor y una sala de estar. 

También incluye en su interior cinco suites para los pasajeros, situadas en cada uno de los lados del dirigible, pero también una suite especial para los responsables del barco que se coloca en el centro con otra vista de 360°.

Cuenta con ventanas y los bordes exteriores de la aeronave ofrecen una vista de su entorno durante el vuelo. Igualmente han incluido un espacio para un helipuerto en la parte superior de la cubierta central por si se quiere incluir un helicóptero.

Si hay algún cliente interesado en este concepto de yate, solo tiene que desembolsar alrededor de 550 millones de euros para su fabricación.

Y además