Implante inspirado en la tela de araña podría controlar la diabetes

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
implante diabetes

Un grupo de científicos de la Universidad de Cornell (Nueva York, Estados Unidos) ha desarrollado un implante inspirado en la tela de araña que podría llegar a controlar la diabetes tipo 1. 

Los diabéticos son pacientes cuyo organismo no puede controlar los niveles de azúcar en la sangre debido a que su cuerpo no produce o no puede utilizar adecuadamente la insulina, que es la hormona que controla la glucosa. Concretamente, en la diabetes tipo 1 el sistema inmunitario destruye los islotes pancreáticos productores de insulina, y por este motivo las personas afectadas necesitan inyectarse esta sustancia para mantener unos niveles adecuados de azúcar en sangre. 

La solución que han creado estos científicos es un método novedoso que permite implantar cientos de miles de células de islotes en un paciente evitando los problemas que se producen en la actualidad. Hasta el momento, los científicos habían optado por recubrir los islotes pancreáticos trasplantados con cápsulas de hidrogel para protegerlos de la respuesta del sistema inmune. Sin embargo, las cápsulas no se pueden sacar del cuerpo con facilidad cuando las células fallan o mueren, ya que no están conectadas entre sí, y esto puede provocar la aparición de tumores. 

Estos son los monitores de glucosa más vendidos de Amazon España

El equipo ha ideado una solución inspirada en la naturaleza que resuelve este problema. Los investigadores probaron a unir todas las células mediante un hilo de polímero nanoporoso inspirado en la tela de araña llamado TRAFFIC (siglas en inglés de Fibra de Alginato Reforzado con Hilo para Islotes en Capsulación). Una vez unidas, el siguiente paso ha sido recubrirlas de manera uniforme con un hidrogel, de tal forma que no hay vacíos entre las cápsulas.

Para efectuar el implante de las células pancreáticas unidas entre sí mediante este sistema, sería necesario realizar una cirugía laparoscópica mínimamente invasiva. En las pruebas de laboratorio, el equipo implantó 2,5 centímetros de hilo en modelos de ratón, consiguiendo la reducción efectiva de los niveles de glucosa en los animales tras dos días desde su colocación. Además, su extracción resultó sencilla.

Prueban nuevo páncreas artificial para pacientes con diabetes tipo 1

"Ha habido otros dispositivos similares, pero este parece ser muy prometedor", afirma James Flanders, un veterinario que colabora en el proyecto. "Es mínimamente reactivo, protege las células de los islotes, les permite detectar la glucosa, no se adhieren a nada y se pueden eliminar fácilmente". El siguiente paso consiste en llevar a cabo las pruebas clínicas para ver si es eficaz en humanos.