Skip to main content

Implante para que los paralíticos controlen sus extremidades

implante cerebral para paraliticos

08/02/2016 - 20:56

Científicos de la Universidad de Melbourne han diseñado un implante gracias al que los paralíticos podrían volver a controlar las extremidades con el cerebro.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Melbourne en Australia ha diseñado un implante cerebral que integra una tecnología con la que los paralíticos podrían volver a controlar las extremidades con la mente. 

Se trata de un pequeño dispositivo del tamaño de un clip que se coloca en un vaso sanguíneo, en una zona próxima al cerebro. Desde esta posición, el sensor tiene la capacidad de recibir e interpretar las señales provenientes de la corteza motora.

El implante puede transmitir estos datos a un exoesqueleto, una prótesis biónica o una silla de ruedas, lo que permitiría que el paciente sea dueño y ejecutor de sus propios movimientos. 

Esta interfaz cerebro-máquina se compone de un electrodo que se coloca en la base de un stent, que es una pequeña cánula biodegradable, y se implanta en el interior de un vaso sanguíneo del cerebro. En los ensayos clínicos, el dispositivo ha demostrado ser eficaz para registrar las señales que emiten las neuronas, enviarlas a un exoesqueleto o a una prótesis biónica y conseguir que las extremidades se muevan.

"Hemos sido capaces de crear el único dispositivo del mundo mínimamente invasivo que se implanta en un vaso sanguíneo del cerebro mediante un procedimiento simple, evitando la necesidad de cirugía cerebral abierta de alto riesgo", asegura el Dr. Thomas Oxley, inventor del dispositivo.

La tecnología de esta prótesis biónica permite que el paciente la controle con el pensamiento

El implante tiene la capacidad de devolver la movilidad a los paralíticos mediante el registro de la actividad cerebral y la conversión de estas señales en comandos eléctricos. Estos impulsos son los que dan lugar al movimiento de las extremidades, a través de un dispositivo de asistencia como un exoesqueleto o una prótesis biónica.

De momento, las pruebas se han efectuado con animales, y en el año 2017 comenzarán los ensayos clínicos en seres humanos en el Royal Melbourne Hospital. 

Tags:

#Médicos, #salud

Ver ahora:

Te recomendamos