Skip to main content

Ingenieros japoneses presentarán un coche volador en el año 2020

coche volador

26/05/2016 - 20:19

Ingenieros japoneses está trabajando en el desarrollo de un coche volador y esperan tenerlo listo para presentarlo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Si piensas que los coches voladores son cosa de un futuro lejano, estás equivocado. Un equipo de ingenieros japoneses está trabajando en el desarrollo de un automóvil volador y esperan tenerlo listo para presentarlo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El prototipo de llama Skydrive y se caracteriza por sus pequeñas dimensiones: tendrá unas medidas de 2,8 x 1,3 metros, lo que lo convertirán en el coche volador más pequeño del mundo. Está equipado con tres ruedas, un motor y cuatro rotores que le permitirán volar sobre el suelo a una distancia de 10 metros y circular a una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora. Además, tendrá la capacidad de despegar y aterrizar verticalmente desde la calle sin necesidad de utilizar una pista de aterrizaje. 

La idea de desarrollar un vehículo volador surgió como respuesta a los problemas de transporte que se producen en Japón especialmente después de los terremotos. "Nuestra visión es la de iniciar una nueva era en la que todo el mundo pueda volar libremente", explica el equipo en su página web. "Skydrive nos permite ir a lugares a los que ahora no tenemos posibilidad de ir o vivir sobre el agua, liberándonos del transporte por carretera".

Los ingenieros han llevado a cabo pruebas de vuelo de un modelo a escala de su vehículo volador, que tiene una quinta parte del tamaño del original. Han conseguido que el aparato vuele de manera continuada y estable a una distancia de 3 metros del suelo. "Esperamos completarlo y dejarlo listo para su uso tan pronto como sea posible", aseguran. 

Aeromobil, otro prototipo de coche volador

Skydrive no es el primer prototipo de estas características que vemos: ya conocíamos el Aeromobil, cuyos fabricantes esperan poder lanzarlo en 2017, y también el TF-X de la compañía estadounidense Terrafugia, que confía en poder tenerlo listo para el año 2018. 

[Fuente: The Telegraph]