Una investigación abre la puerta a una cura funcional de VIH

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
curar sida

Un equipo de investigadores del Scripps Research Institute en Florida y de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) ha llevado a cabo una investigación que allana el camino para encontrar una cura funcional para el VIH.

En concreto, estos científicos han hallado un compuesto novedoso que tiene la capacidad de suprimir la producción del virus del sida en las células infectadas. Además, puede prevenir el rebote viral, incluso cuando estas células infectadas son sometidas a una vigorosa estimulación.

La sustancia que ha utilizado el equipo es un compuesto llamado didehidro-cortistatina A (dCA), que en las pruebas ha demostrado tener capacidad para bloquear la replicación de las células infectadas por el VIH. Esto es posible gracias a que el elemento inhibe el activador transcripcional viral llamado Tat, lo que detiene la producción del virus, así como la reactivación y la reposición del reservorio viral latente.

En el ensayo con modelos de ratón infectados con VIH-1, los investigadores combinaron el dCA con un cóctel de antirretrovirales y lo administraron a los roedores. El rebote viral se retrasó hasta 19 días cuando se detuvo el tratamiento, en comparación con los 7 días que se retrasó en los ratones a los que solo se administró solo el cóctel. Además, en el grupo tratado con dCA el virus fue indetectable durante 16 días. 

"Ningún otro antirretroviral utilizado en la práctica clínica es capaz de suprimir por completo la producción viral de las células infectadas in vivo", afirma Susana Valente, directora del trabajo. "Al combinar este medicamento con un cóctel estándar de antirretrovirales utilizados para suprimir la infección en ratones con VIH-1, nuestro estudio encontró una reducción drástica en el ARN del virus, lo que realmente es una prueba de concepto para una cura funcional". 

Probado en monos un anticuerpo que protege contra el virus del sida

La investigación todavía se encuentra en sus primeras fases y queda mucho trabajo por hacer. No obstante, el equipo está muy emocionado con el potencial del compuesto para curar el VIH en el futuro. "Esta es la única clase de medicamentos que evita que las células infectadas produzcan virus directamente", asegura Valente.