Skip to main content

Investigadores buscan reinventar el Test de Turing

Inteligencia Artificial Test Turing

22/01/2015 - 12:30

Durante este fin de semana un grupo de investigadores se reunirá en Estados Unidos para crear una nueva versión mejorada del Test de Turing.Esta pueba fue desarrollada hace más de 60 años, por lo que se ha quedado anticuada.Los expertos buscan reducir el margen de error al mínimo posible.

Durante este fin de semana un grupo de investigadores se reunirá en Estados Unidos para crear una nueva versión mejorada del Test de Turing. Así se denomina a la prueba que distingue si un software es humano o no.

El Test de Turing recibió el nombre de su creador, Alan Turing, un científico y matemático que propuso un método para averiguar la inteligencia artificial de las máquinas. La prueba consiste en que un juez, en una habitación distinta a la de un humano y una máquina, debe adivinar quién es quién mientras estos dos sujetos intentan engañarle. 

Una de las razones por las que quieren renovar el Test de Turing es que el año pasado, Eugene Goostman, un 'chatbot' ucraniano que interpretaba a un niño de 13 años logró convencer al 33% de los jueces en la Royal Society de Londres de que era un humano a través de conversaciones de texto de cinco minutos. 

Inteligencia artificial supera tras 65 años el Test de Turing

Esto no significa que el robot fuera inteligente, a pesar de que los organizadores del evento apuntaran a que, por fin, un software había superado el test. La prueba está en la pregunta que le hizo un experto: "Si tengo dos canicas en un bol y añado dos más, ¿Cuántas canicas tengo?". Ante esta pregunta, Eugene respondió: "No te puedo decir el número exacto, lo olvidé"

Otra de las razones por las que quieren revisar el Test de Turing es que fue desarrollado hace más de 60 años, por lo que se ha quedado algo anticuado. Por eso, lo que buscan con este evento, es reducir el margen de error en dos puntos principales.

El primer reto del nuevo Test de Turing, será Winograd Schema, que evalúa la capacidad de las máquinas para resolver antecedentes lingüísticos en contextos en los que el sentido común es fundamental. El segundo, una prueba de comprensión. La idea es que el software vea un contenido y después se le formulen preguntas para ver si lo ha entendido.

En el caso de que lo consigan, a partir de ahora será más difícil determinar si un sistema es un humano o no, ya que sus respuestas ante preguntas de comprensión oral y escrita mejorarán en la nueva versión del Test de Turing.

[Fuente: io9.com

Ver ahora: