Skip to main content

Investigadores cada vez más cerca de la captura de carbono

Investigadores más cerca de la captura de carbono
user

21/11/2016 - 22:49

Un grupo de investigadores cree haber dado un paso importante hacia la demostración de que captura y almacenamiento de carbono es viable.

Un equipo en el Estado de Washington inyectó CO2 licuado en una formación de basalto, la roca que se forma después de que el flujo de lava se haya enfriado.

Dos años más tarde, los investigadores afirman que el dióxido de carbono se ha solidificado en ankerita, un material inerte que debería, en teoría, almacenar el carbono para siempre.

Según la publicación Scientific American, originalmente se creía que tomarían cientos de años para que el proceso ocurriera. El hecho de que tomó sólo 24 meses da esperanza a la noción de que la tecnología es viable.

"Este estudio apoya la idea de que uno de los principales tipos de roca en el planeta, el basalto, se puede utilizar para almacenar el dióxido de carbono de forma permanente y segura", dijo Pete McGrail, investigador principal del estudio e investigador del cambio climático en PNNL.

La captura y almacenamiento de carbono puede ser fundamental para ayudar a prevenir que el calentamiento global exceda los 2° C, ya sea captando las emisiones de su fuente o eliminando directamente el dióxido de carbono de la atmósfera, de acuerdo con el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

Registros de nubes revelan evidencia del cambio climático.

El basalto es una roca volcánica que representa aproximadamente el 70% de la superficie terrestre. Cuando se expone al dióxido de carbono y al agua, se produce una reacción química, convirtiendo el gas en un material sólido similar a la tiza.

Los científicos pensaron que la reacción química tardaría miles de años en ocurrir, pero una nueva investigación demuestra que puede ocurrir dentro de unos años.

Vale la pena señalar que la captura y el almacenamiento de carbono no va a ser una bala mágica que salve el mundo tal y como lo conocemos. Después de todo, esto no va a reducir nuestra dependencia de los recursos naturales de nuestro planeta que se están reduciendo rápidamente, y sólo hay una cantidad limitada de basalto en el suelo.

Dicho esto, si el proceso puede ser perfeccionado a gran escala, podría proporcionar la brecha necesaria para que podamos transitar hacia un futuro con bajas emisiones de carbono.

Ver ahora:

Te recomendamos