Skip to main content

En Japón hay gente que compra billetes de avión de vuelos que no van a ninguna parte

Avión tortuga ANA

Clement Alloing

11/08/2020 - 18:50

El coronavirus ha supuesto un mazazo para las aerolíneas. Pero algunas consiguen llenar los aviones, echándole imaginación...

La mayoría de las aerolíneas viven del turismo y los negocios, dos sectores que han reducido drásticamente su actividad en los últimos meses. Con el problema adicional de que, con o sin pasajeros, los aviones tienen que volar para no degradarse. Pero la aerolínea japonesa All Nippon Airways ha encontrado solución para sus tortugas voladoras. Espera llenar sus vuelos con viajes que van... a ninguna parte. Y los billetes no son baratos, con precios que alcanzan los 400 euros.

Comencemos desde el principio. Tal como nos cuenta Cerodosbé vía Business Insider, hace unos meses All Nippon Airways (ANA) compró tres Airbus A380, unos aviones que destacan por su gran tamaño. Puesto que estaban destinados a cubrir la línea Tokio - Honolulu (Hawái), los decoraron con tres graciosas tortugas de color azul, verde y naranja (este último aún no ha sido entregado).

Pero entonces llegó la pandemia, y Hawái prohibió el aterrizaje de aviones extranjeros. Esto es un enorme problema para las aerolíneas, no solo por el dinero que pierden por no volar, sino porque los aviones exigen volar al menos una vez cada tres meses para evitar la degradación de sus sistemas. Y organizar un vuelo de avión de pasajeros, sin pasajeros, es extremadamente caro.

Tortugas voladoras de ANA

Airbus

En tiempos de crisis hay que echarle imaginación. Y eso es justamente lo ha hecho ANA. Este mes de agosto ha organizado un vuelo con una de sus tortugas voladoras... a ninguna parte. El avión despegará de Tokio y dará vueltas alrededor del aeropuerto durante hora y media, para después aterrizar en el mismo sitio. Cobrarán 154 euros por el billete en clase turista, 283 euros en Business, y 400 euros en Primera.

Puede parecer una locura, pero la idea ha gustado tanto que han tenido que organizar un sistema de lotería, porque había muchas más peticiones que plazas en el avión.

¿Por qué alguien pagaría tanto dinero por dar vueltas en el cielo? Hay varios incentivos. En primer lugar mucha gente no viaja en avión porque... no tiene que ir a un sitio lejano. Es una oportunidad para muchas personas de volar en avión sin tener que ir a ningún lugar.

Además los Airbus A380 son unos aviones enormes y muy atractivos. También es una ocasión única para montar en las tortugas voladoras sin tener que ir a Hawái, su única ruta.

Por último, ANA ofrece unas serie de regalos a los pasajeros. Desde un ambiente festivo con decoración hawaiana en el avión (los pasajeros que acudan con una camisa hawaiana recibe de regalo un avión hinchable), hasta un cupón de 50 euros para próximos vuelos, y puntos para acumular y canjear por vuelos gratis, o regalos.

FInalmente, todos los pasajeros recibirán un kit de bienvenida, en función de la clase. Desde una mochila y una cubertería de bambú para la clase turista, hasta accesorios de higiene y tocador de la firma de lujo Globe Trotter, para Primera clase.

Una curiosa idea que, si tiene éxito, seguro que copian otras aerolíneas...