Japón construirá la primera ciudad submarina, Ocean Spiral

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?

¿Que pasaría si la ciudad natal de la sirenita hubiese sido diseñada por el director de fotografía de Waterworld? Probablemente el resultado sería algo como Ocean Spiral, la ciudad submarina diseñada por la corporación Shimizu. Una construcción que genera energía limpia a partir del lecho marino, y que proporciona hogares y mantenimiento de vida para 5.000 personas. 

Aunque lo del cielo azul parece bastante improbable, según la compañía se están asociando con la Universidad de Tokio, así como con algunas empresas de construcción y los correspondientes permisos gubernamentales. 

La corporación Shimizu también ha declarado que proyectos como Ocean Spiral podrían ser algo más que una excentricidad en el futuro. Según aseguran, con la elevación del nivel del mar y los demás problemas mediambientales, pronto el mundo necesitará nuevas fuentes de energía limpia. 

Dubai quiere construir una ciudad completamente climatizada

Pero vamos a dejarnos de papeles, y centrémonos en la ciudad submarina en sí. La estructura llegaría hasta el fondo del lecho marino, a unos 4 kilómetros y medio bajo el nivel del mar. Una esfera gigante, ubicada inmediatamente bajo la superficie, sería la zona residencial, en la que se encontrarían también los hoteles y los negocios. 

Esta esfera estaría conectada a una espiral de 14 kilómetros y medio, que sería el anclaje de la esfera al lecho marino. Según Shimizu, la ciudad se comenzaría a construir en 2035, y costaría unos 23 millones de euros. En cualquier caso, sabemos que estas cifras de aproximación luego tienden a subir bastante, a medida que van apareciendo los imprevistos... que en una ciudad submarina serán bastantes. 

También se ha calculado que una vez comenzase su construcción, estaría finalizada en 15 años. Teniendo en cuenta la cantidad de generadores que tendrán que ir colocados en casi 15 kilómetros de espiral, resulta algo improbable. 

En cualquier caso, Shimizu ya ha presentado antes proyectos de ciudades flotentes, y aunque ésta es su propuesta más arriesgada hasta el momento, no deja de ser un concepto muy teórico y que sólo existe sobre el papel.