Skip to main content

Kwikset apuesta por una cerradura inteligente libre de llaves

Protege tu casa sin llaves
user

13/04/2016 - 03:54

Si eres de los que vives perdiendo las llaves de la casa, esta podría ser la solución que has estado esperando.

No importa cuántas características incorporan las cerraduras inteligentes de hoy, por lo general mantienen una cosa en común con las cerraduras tradicionales: la llave de metal. Pero ahora Kwikset está tratando de acabar con ella.

El fabricante de cerraduras ha presentado un prototipo de cerradura inteligente que sólo utiliza un touchpad. Tendrá una conexión Z-Wave, también, así que muchos centros para el hogar inteligente serán capaces de conectarse a él y, en teoría, permitir que sea desbloqueado desde un smartphone.

Aparte de la imagen de arriba, no hay muchos detalles disponibles sobre la nueva cerradura, incluyendo cuándo va a estar disponible o cuánto va a costar. El producto ni siquiera tiene nombre todavía.

Kwikset dice que la eliminación de ranura de la cerradura tiene la intención de mantener a los propietarios de viviendas a salvo de los métodos de robo en común, como forzar el llavin.

Pero también nos lleva a una pregunta muy obvia y potencialmente grave: si no hay forma manual para desbloquearla, ¿cómo se puede entrar si se va la luz o se daña la cerradura?

Esta misma cuestión es la razón por la que otros fabricantes de cerraduras no han creado un producto sin llave. Es posible que existan otros, pero ninguna de las principales cerraduras inteligentes en el mercado se han deshecho de la ranura tradicional.

El Gobierno apuesta 78 millones por las ciudades inteligentes.

Sí, esto significa que alguien podría tratar de forzar la cerradura, pero generalmente se considera compromiso necesario para tener la certidumbre de poder abrir la puerta cuando se necesite.

Para superar este obstáculo la cerradura inteligente de Kwikset contará con cuatro pilas AA. También aceptará una batería de 9V como energía de reserva. 

Pero eso no calma del todo las dudas sobre posibles daños o defectos. Tampoco está claro cómo o si el dispositivo informará cuando la batería se está agotando, ni cuánto tiempo los propietarios de viviendas serán capaces de ignorarlo sin quedarse fuera de casa.

Parece inevitable que las empresas pujen por las cerraduras sin llave en el futuro; la cuestión no es tanto quién pueda hacerlo en primer lugar, sino quién va a ser el primero en hacerlo bien.

Ver ahora:

Te recomendamos