El ladrillo del futuro del MIT para construir sin contaminar

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Investigadores del MIT desarrollan el BLAC brick, el ladrillo del futuro

La India produce alrededor de 2.000 millones de ladrillos al año, reflejo de un enorme crecimiento demográfico que llevará al país a superar a China como el país más poblado del planeta alrededor de 2050.

Ese crecimiento demográfico implica un boom inmobiliario que no siempre respeta el medioambiente.

La fabricación de ladrillos necesita de una gran cantidad de energía porque los ladrillos pasan por un proceso de cocción donde alcanzan 1.000 grados centígrados, consumiendo -sobre todo en países en vías de desarrollo- una enorme cantidad de carbón, emitiendo a la atmósfera importantes cantidades de hollín. 

Un grupo de investigadores del MIT, con Michael Laracy y Thomas Poinot a la cabeza, ha creado el que podría ser el ladrillo del futuro, ya que su fabricación respecto a los tradicionales es mucho más barata y menos contaminante al endurecerse a temperatura ambiente, sin necesidad de ser "cocinados" en altos hornos.

Este ladrillo del futuro y mucho menos contaminante, bautizado como BLAC Brick, se consigue a partir de restos de celulosa de papel y cartón, sosa cáustica, cal y una pequeña cantidad de arcilla. Requiere mucha menos energía y, además, presume de sostenibilidad al reciclar papel.

En lugar de endurecerse mediante cocción a altísimas temperaturas, el BLAC Brick, lo hace a través de la activación alcalina, un proceso químico en el que se produce rápidamente una transformación de sus componentes en una estructura compacta.

Los investigadores del MIT trabajan actualmente en Muzaffarnagar, una ciudad al noreste de Nueva Delhi en colaboración con una fábrica de papel, para estudiar la viabilidad del BLAC Brick en la construcción de viviendas y edificios.

"Estoy esperanzado con este proyecto. Estos ladrillos son más baratos y, lo mejor de todo, es que usamos los restos del papel que actualmente desperdiciamos", explica Panka Aggarwal, responsable de la industria papelera de la zona.

10 tecnologías que hacen que el mundo sea un lugar mejor

En los países en vías de desarrollo como la India, además, la fabricación tradicional de ladrillos juega en contra de los cultivos ya que los hornos necesitan una gran extensión de terreno que se deja de cultivar, así que el proyecto del MIT podría beneficiar también a la economía de las zonas productoras en este sentido.

Aunque a día de hoy todavía está lejos de convertirse en una alternativa real frente al ladrillo tradicional, el BLAC Brick de momento ha pasado una batería de pruebas de compresión, durabilidad o absorción de agua.

Durante los próximos meses el BLAC Brick tendrá que pasar las pruebas de durabilidad a largo plazo, imprescindibles para que el invento tenga una aplicación real. 

[Fuente y fotografía: TATA Center - MIT]