Skip to main content

Leuko, el dispositivo español que salvará a pacientes de quimioterapia

monitorizar globulos blancos quimioterapia

08/06/2016 - 17:26

Carlos Castro-González, un ingeniero de León, ha creado un dispositivo que monitoriza las defensas en la sangre para salvar a pacientes de quimioterapia.

Carlos Castro-González, un ingeniero de León, ha desarrollado un dispositivo que permite monitorizar las defensas en la sangre. Este aparato tiene una gran variedad de aplicaciones médicas, que van desde la optimización del tratamiento en pacientes sometidos a quimioterapia hasta la detección de enfermedades infecciosas graves

La herramienta se llama Leuko. Se trata de un dispositivo óptico del tamaño de un teléfono móvil que tiene la capacidad de contar los glóbulos blancos de una forma no invasiva. El sensor con el que está equipado el aparato puede detectar y cuantificar los leucocitos a través de la piel, por lo que no requiere de muestras de sangre. 

Castro-González y su equipo se dieron cuenta hace dos años que sería posible salvar vidas y mejorar el tratamiento con quimioterapia de los enfermos de cáncer: conociendo el estado de sus defensas se puede saber si toleran dosis y frecuencias mayores, lo que ayuda a optimizar la terapia y mejorar la recuperación. 

Leuko nació como respuesta a este planteamiento, y el test sanguíneo no invasivo demostró su eficacia para monitorizar los glóbulos blancos de una manera sencilla y con frecuencia diaria. 

Leuko

No obstante, el recuento de leucocitos no solo resulta útil en el caso de los pacientes sometidos a quimioterapia, sino que también son un signo indicativo de infecciones graves. Por tanto, Leuko también se puede emplear para controlar y salvar la vida a los pacientes inmunodeprimidos, por ejemplo a las personas con VIH. Puede ser de gran ayuda en países en vías de desarrollo, donde el acceso a los tests de diagnóstico para infecciones es difícil.

En la actualidad Leuko se encuentra en fase de pruebas y se están llevando a cabo los estudios clínicos con pacientes. El equipo de Castro-González va a realizar mejoras en el dispositivo teniendo en cuenta los resultados de los ensayos clínicos, y esperan que en 2018 esté listo para ser comercializado.

El chupa chup español que ayuda con la quimioterapia

El valor de este avance ha sido reconocido por la comunidad médica internacional y cuenta con el apoyo del MIT, del Hospital General de Massachustts y de la Universidad de Boston, entre otras instituciones.

[Fuente: Leuko]

Ver ahora:

Te recomendamos