Light & Charge: llegan las farolas que cargan coches electricos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Farola carga vehículo eléctrico BMW

El grupo BMW, y más concretamente Mini, se ha encargado de diseñar unos puntos de recarga de vehículos eléctricos que van acoplados a unas farolas inteligentes en un proyecto que se conoce como Light & Charge.

Con este sistema se quiere probar la posibilidad de llenar las ciudades de estaciones de red para cargar los coches eléctricos mientras se van diseñando mejores baterías.

Y es que a día de hoy, el principal problema de los coches eléctricos es precisamente la inexistencia de unas baterías que dispongan de una tecnología suficiente como para aguantar la autonomía requerida por un vehículo.

Por ahora las pruebas se están realizando con una selección entre la que se incluyen los siguientes vehículos: BMW i3, Tesla Model S, Nissan Leaf, Mitsubishi PHEV y Renault Zoe.

Eso sí, de momento, el proyecto Light & Charge se ha iniciado únicamente en la ciudad de Oxford, en Reino Unido, con un sistema que además de añadir la base de carga, también integra un sistema LED de iluminación inteligente en algunas zonas de la localidad.

El beneficio es doble para la ciudad, porque por un lado se crea un sistema de recarga de baterías y por el otro se mejora la iluminación de la ciudad pasando de las actuales bombillas a LED.

Crean una batería de papel con papiroflexia y agua sucia

La idea del grupo BMW es muy buena y muestra la implicación de ciertas marcas por este tipo de proyectos. Si bien es cierto que sigue haciendo falta una amplia mejora en la autonomía presentada actualmente por las baterías, la creación de un sistema de puntos de recarga para coches eléctricos es un gran paso para demostrar que éste puede ser el futuro de este tipo vehículos, además de no resultar demasiado caro debido a que el punto de conexión a la red ya está creado en una farola.

Sería importante conocer el sistema de pago que presentarían estas farolas inteligentes si se extendieran como modelo a seguir dentro del sector para cargar los vehículos, pero por el momento es una de las muchas dudas que aún siguen en el aire a la espera de una unión de los fabricantes por un modelo más estable de carga.