Skip to main content

La Línea Hu: la frontera más importante de China que en realidad no existe

China desde el espacio

Getty Images

02/03/2021 - 15:31

¿Sabías que China está dividida por una línea imaginaria? Hablamos de la Línea Hu, una frontera que, aunque no existe físicamente, tiene grandes implicaciones. Te contamos qué es y por qué resulta tan importante.

En el año 1935, un demógrafo chino llamado Hu Huanyong trazo una línea imaginaria que a día de hoy continúa siendo una de las fronteras más importantes de China. Internacionalmente se la conoce como la Línea Hu y, a pesar de su importancia, no la encontrarás en los libros de historia del país asiático, y tampoco tiene un trazado real sobre el terreno. Por lo tanto, en realidad no existe. Si tienes curiosidad por saber de qué se trata y qué implicaciones tiene, sigue leyendo.

La Línea Hu, Línea Heihe-Tengchong o Línea Aihui-Tengchong es una frontera imaginaria que divide China en dos mitades. Se extiende desde la ciudad de Heihe, ubicada en el noreste del país, hasta la ciudad de Tengchong en el sur, y tiene una extensión de 3.750 kilómetros. 

Como puedes observar un poco más abajo en el mapa, la línea corta China en diagonal, dividiéndola en dos partes. Cuando Hu Huanyong la trazó en 1935, la bautizó como línea de demarcación geodemográfica, y tenía el objetivo de mostrar las grandes diferencias entre las dos mitades del país.

En aquel momento, el área oeste abarcaba el 64% del territorio de China, pero tenía solo un 4% de la población. En cambio, el área este, con solo un 36% del territorio, concentraba el 96% de la población. 

Aunque China ha cambiado mucho en menos de un siglo, a día de hoy las diferencias demográficas que destaca la Línea Hu siguen siendo casi las mismas. El país asiático casi ha multiplicado su población por tres, pasando de los 500 millones de entonces a los 1.400 millones actuales, pero las desigualdades en la distribución de esta población permanecen. 

Línea Hu

Wikimedia

En la actualidad, la extensión que ocupa cada área ha variado debido a que en 1946 se reconoció la independencia de Mongolia. Ahora, el área oeste abarca un 57% del territorio, frente al 43% del área este. Lo que apenas ha cambiado es la densidad de población, que es de un 6% en el oeste frente al 94% en el este. 

¿Y cuáles son los motivos de esta desigualdad? Los principales factores que producen este desequilibrio poblacional en China son el clima y el terreno. El este presenta un terreno llano con un clima húmedo, lo que favorece la agricultura y la producción de alimentos. En cambio, en el oeste encontramos montañas, desiertos y mesetas, así como un clima más seco, por lo que es más complicado que los cultivos prosperen. 

Aparte de la diferencia demográfica, la Línea Hu también revela grandes diferencias económicas, ya que el este concentra la actividad económica y la infraestructura. Y no solo esto: también representa una división étnica, puesto que la mayor parte del 8% que compone las minorías étnicas de China vive al oeste de la línea, principalmente en las regiones del Tíbet y Xinjiang.

Para reducir estas desigualdades, el gobierno central chino puso en marcha en 1999 un plan de desarrollo de la parte occidental del país. El objetivo consiste en crear industria e infraestructura para subir el PIB de la región, aunque las minorías étnicas se resisten a este progreso por los cambios poblacionales que puede tener aparejados.

Y además