Skip to main content

La lista inversa, el método para ahorrar tiempo y mucho dinero en tus visitas al supermercado

Supermercado movil

Depositphotos

22/08/2022 - 10:40

Hacer la compra es esa actividad que nos pone al mismo al nivel a todos. Desde el rico de la urbanización de lujo, al currante de clase media del bloque de edificios del extrarradio. Para todos ellos, hoy traemos el truco definitivo para ahorrar tiempo y dinero en la compra.

Cuantas veces hemos ido al supermercado y hemos comprado, por 9ª vez ese bote de especias o café a granel, cuando en casa ya teníamos reservas de ambos alimentos. Esto es habitual cuando no se sigue un orden y compramos de memoria.

Para paliar esto, mucha gente apunta solo lo que necesitas o lo que cree necesitar para sobrevivir a la semana. Si vamos a hacer macarrones con tomate y queso, apuntamos: pasta, queso rayado y tomate frito. Pero, ¿y si ya tengo esos productos en la despensa?

Ahí es donde entra la lista de la compra inversa, una técnica milenaria que no goza de demasiada fama fuera de los ámbitos profesionales. Pero vamos a explicar en qué consiste.

VIDEO

[CH] Carro de supermercado con IA

En lugar de empezar con una pizarra en blanco cada semana, lo que debemos hacer es llevar una lista de la compra inversa y mantener un registro de todo lo que tenemos en casa y/o se le ha acabado.

Básicamente, la lista de la compra inversa funciona como una lista de la despensa: puedes guardarla en tu teléfono, o si quieres compartirla con alguien más, puedes crear un documento en Google Docs o alguna aplicación para Android o iOS.

La elaboración de la lista es, con mucho, la parte que más tiempo consume del proceso. Dependiendo del tamaño de tu despensa, puedes dedicar una tarde del fin de semana o unos minutos cada día a revisarla y anotar exactamente lo que tienes en stock.

El hielo escasea en el supermercado: estas máquinas lo hacen rápido y en abundancia

El hielo escasea en el supermercado: estas máquinas lo hacen rápido y en abundancia

Los expertos recomienda crear una subsección para los artículos que guardas regularmente en la nevera: huevos, leche de almendras o lo que sea del estilo, pero que consumes mucho y que siempre tienes en el frigorífico.

Una vez que hayas confeccionado tu lista, es fácil de mantener. Si te quedas sin un ingrediente durante el día, márcalo en la lista de la despensa. Luego, cuando vayas al supermercado ve a la lista y repón los artículos que se te han acabado si sabes que los vas a necesitar pronto.

Etiquetas:

Hogar, Lifestyle

Y además