Skip to main content

Llevas toda la vida guardando mal el cepillo de dientes: así es como debes hacerlo

Cepillos de dientes

Getty Images

18/11/2020 - 06:45

¿Sabías que lleva toda la vida guardando mal el cepillo de dientes? Si quieres que se conserve lo más limpio posible y te gustaría mantener alejados los gérmenes de él, será mejor que lo hagas de esta forma.

Si entramos en el cuarto de baño de la mayoría de la gente, lo más seguro es que encontremos el cepillo de dientes colocado en un vaso u otro tipo de recipiente ubicado al lado del lavabo. Se trata del lugar más cómodo, ya que así lo tenemos a mano cuando vamos a utilizarlo.

A pesar de que es una práctica muy extendida y la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a ponerlo en este lugar, los expertos advierten de que no es precisamente el sitio más indicado para guardar el cepillo de dientes. 

De acuerdo con un estudio publicado en The Journal of Hospital Infection, las partículas fecales pueden llegar a una altura de hasta 25 centímetros por encima del asiento del inodoro cuando tiramos de la cisterna. Por lo tanto, no resulta nada complicado que acaben depositándose en el cepillo de dientes.

Hay quien utiliza a diario la funda protectora de plástico que diseñada para transportar el cepillo. Pero si piensas que así está protegido, te equivocas. Esta funda no solo no lo protege contra las partículas fecales, sino que además contribuye a mantenerlo húmedo más tiempo, lo que propicia el crecimiento microbiano.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de guardar el cepillo de dientes? De acuerdo con los expertos, lo más conveniente es alejarlo del inodoro todo lo que podamos, a ser posible en un lugar con buena ventilación que permita que se seque con rapidez.

Si quieres protegerlo con la funda de plástico, es aconsejable dejar que las cerdas se sequen para recudir la proliferación de gérmenes. Y cámbialo con frecuencia, cada tres o cuatro meses, para que esté limpio y sea efectivo.

Además, recuerda bajar la tapa del váter para que las partículas fecales no se propaguen por el cuarto de baño. No solo se depositan en el cepillo de dientes, sino también en otros objetos que utilizas para asearte, como toallas, cepillos del pelo y demás artículos.

[Vía: BestLife]

Y además