Logo Computerhoy.com

¿Adivinas qué están haciendo estas personas?

Cuando no existía la tecnología, había que buscarse la vida para hacer lo que nosotros en la actualidad obtenemos simplemente pulsando un botón.

¿Adivinas qué están haciendo estas personas?
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

La fotografía, en blanco y negro, anticipa que es antigua. Vemos a dos personas que llevan dos trompetillas en la cabeza, una en cada oído. Seguramente su tarea tiene que ver con el sonido.

También llaman la atención las extrañas gafas que llevan en los ojos, con las que no parecen ver muy bien de cerca: uno de los hombres va del brazo del otro, como si le guiase.

Ambos están vestidos con un uniforme militar, así que seguramente están trabajando para el ejército. Parecen dos personajes extraídos de un capítulo de la etapa clásica de Doctor Who, pero no son ficción: se trata de dos localizadores de sonido, que fueron muy importantes en la Primera Guerra Mundial.

 

El radar no se inventó hasta un poco antes de la Segunda Guerra Mundial, así que en la Primera, la única forma de saber si sufrían un ataque de aviones enemigos era... escuchando.

Los soldados con mejor oído se convertían en localizados de sonidos. Las trompetillas que llevan en las orejas amplifican el sonido y permiten captar ruídos de motor desde más lejos. Las extrañas gafas son una especie de prismáticos para localizar a los aviones, en función de dónde viene el sonido.

Estos "radares humanos" pronto fueron sustituidos por espejos acústicos, que captaban ruidos lejanos y los rebotaban hasta una persona. En esta otra imagen podemos ver dos curiosos localizados de sonidos:

Localizadores de sonido

Wikimedia

 A la izquierda tenemos al mismísimo Emperador Hirohito de Japón, unos años antes de la Segunda Guerra Mundial, inspeccionando localizadores de sonido que usan el mismo principio que los "radares humanos" que hemos visto, pero amplificados por su descomunal tamaño.

A la derecha tenemos un localizador aleman, en 1939. Posee cuatro bocinas acústicas, dos horizontales y dos verticales, conectadas por tubos de goma a auriculares tipo estetoscopio que llevaban los dos técnicos a la izquierda y a la derecha. Los auriculares estéreo permitían a un técnico determinar la dirección y al otro la elevación del avión.

Estos métodos "artesanos" fueron eficaces en la Primera Guerra Mundial, porque se podían escuchar los motores de los aviones a varios kilómetros de distancia, y como eran lentos daba tiempo a evacuar, o a preparar la defensa.

Pero a partir de 1930 los aviones de combate ya eran muy rápidos, y alcanzaban al enemigo apenas un minuto después de ser detectados, así que no se podía hacer mucho.

El 2 de abril de 1935 el físico escocés sir Robert Watson-Watt patentó el radar, así que los localizadores de sonido quedaron obsoletos.

El radar fue clave para la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, porque los alemanes tardaron bastante tiempo en conseguirlo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Curiosidades