Skip to main content

Logran obtener combustible de botellas y bolsas de plástico

Logran obtener combustible de botellas y bolsas de plástico
user

20/06/2016 - 11:28

Un grupo de científicos de Estados Unidos junto a expertos de China han logrado desarrollar una nueva técnica para convertir residuos plásticos en combustible líquido, haciendo uso de menos energía que los métodos existentes al mismo tiempo que se logra obtener un producto final con mayor calidad.

Este nuevo proceso descompone el polietileno, el plástico más abundante en el mundo utilizado para hacer todo tipo de productos como rollos de plástico, envases de comida, botellas y bolsas de los supermercados. En total, se producen alrededor de 100 millones de toneladas de este material cada año, y gran parte de esta cantidad acaba donde no debería.

El problema es que el polietileno es un compuesto plástico muy estable y su descomposición no es algo fácil, motivo por el que una sola botella arrojada en el mar o en un campo permanecerá ahí durante cientos de miles de años. Algunos métodos calientan el plástico a 400 grados Celsius, lo que lo descompone en una mezcla de gas, aceite, cera y carbón, pero no resulta nada útil.

Para mejorar este proceso, Zhibin Guan y su equipo de la Universidad de California, trabajó junto a investigadores del Instituto de Química Orgánica de Shangai para desarrollar una técnica que requiriese menos calor. De este modo, lograron obtener un proceso que hasta la fecha no se había utilizado.

En él se utilizan catalizadores químicos que normalmente son utilizados para producir el polímero, pero en lugar de ello los utilizaron para descomponerlo. El primer catalizador separa los átomos de hidrógeno de los átomos de carbono, lo cual causa que los átomos de carbono acaben formando nuevos enlaces entre sí.

Reutilizar bolsas de plástico puede poner en peligro la salud

De este modo los átomos de carbono pasan a formar enlaces dobles, en lugar de simples, y un segundo catalizador entra en acción. Se vuelve a introducir los átomos de hidrógeno que se habían separado en la mezcla, y se repite este proceso, logrando que gradualmente su estructura vaya modificándose hasta convertirse en combustible líquido.

El proceso solo requiere calentar el plástico a 175 grados Celsius, mucho menos que otras técnicas que requieren hasta 400 grados Celsius para descomponer el plástico, por lo que utilizan menos energía. Aun así, de momento es un proceso lento, y el uso de catalizadores no es algo barato, por lo que seguirán investigando para mejorar este proceso.

[Fuente: ScienceMag]

Tags:

#ciencia

Ver ahora: