Skip to main content

¿Manos frías cuando escribes? Así puedes evitar este problema al trabajar

Manos en un teclado

Depositphotos

27/10/2020 - 07:30

Si sientes que se te quedan las manos frías al escribir en el teclado y que esto entorpece tu trabajo, te enseñamos a evitarlo con unos sencillos trucos.

Sentir frío en dedos y manos no solo es algo molesto, también entorpece la labor de escribir con el ordenador: no responden igual los dedos, hay más erratas... y es malo para la salud. Además, a algunas personas les salen sabañones en los dedos o sufren dolores con las bajas temperaturas.

Este problema puede verse acentuado por la época en que vivimos, donde muchas personas se ven en la necesidad de tener que trabajar en sus casas y no siempre están tan bien aisladas o mantienen la temperatura como las oficinas; o puede que simplemente no puedan permitirse poner la calefacción en todo momento. Pero es algo que ocurre de manera habitual.

Los dedos se enfrían con mayor rapidez que otras partes del cuerpo por la dificultad que tiene la sangre para llegar, ya que el frío reduce el tamaño de los vasos sanguíneos. Hay quien utiliza guantes sin dedos, pero si escribes mucho con el ordenador puede que te entorpezca en algunos movimientos o reduzca la velocidad de escritura.

Si buscas unos consejos prácticos para calentar las manos y que además son casi gratuitos, seguro que alguno de estos te funciona.

  • Utiliza crema de manos para proteger la piel y mejorar la sensación de las manos. Es algo muy recomendable si sientes habitualmente frío en ellas.
  • Ten una pelota antiestrés en la mesa y úsala de vez en cuando para mejorar la circulación, además seguro que te viene bien para liberar tensiones.
  • No fumes, y no solamente por tus pulmones, el tabaco dificulta el riego sanguíneo, según El País.
  • Toma bebidas calientes durante la época invernal. Olvídate del refresco de la nevera y opta por infusiones o café.
  • Lávate las manos con agua tibia y no muy caliente, porque puede producir una pérdida de sensibilidad.

En todo caso, ten siempre mucho cuidado con tus manos. No olvides que son tu herramienta de trabajo y cualquier molestia puede agravarse hasta el punto de impedirte desempeñar tu labor.