Skip to main content

Cuánto más mayor te hagas menos aprenderás de los errores

Vejez

04/08/2018 - 16:07

Siempre se dice que de un error se aprende mucho para no volverlo a repetir, aunque el ser humano también se ha caracterizado por cometer el mismo error una segunda e incluso una tercera vez. Ahora un estudio confirma que contra más mayores nos hacemos, menos reconocemos que hemos cometido un error.

Investigadores de la Universidad de Iowa han creado una prueba computarizada para medir como los adultos más jóvenes y los adultos en edad más cercana a la vejez se dan cuenta o no cuando cometieron un error. Si bien se dice que es bueno aprender de los errores, no es algo que se lleve bien con la edad.

En concreto el ejercicio era muy sencillo, dado que se iban exponiendo a la vista de los participantes un objeto en una pantalla. Tras ello había que apartar la vista cuando apareciera un objeto concreto en la misma.

Estas son las edades en las que vas a ser más feliz en tu vida

En el estudio participaron 38 adultos más jóvenes con una edad media de 22 años y 39 adultos mayores con edad media de 68 años para realizar dichas pruebas.

Después del ejercicio y de cada error, se preguntó a los participantes si realmente habían cometido un error o no. Luego se les preguntó confirmar su opinión con un grado de seguridad determinada (usando una escala de inseguro a muy seguro) para determinar qué tan seguros estaban ellos mismos sobre el error que habían cometido o no.

Curiosamente los adultos más jóvenes sí que reconocieron en bastantes ocasiones el haber cometido el error en el ejercicio, mientras que los adultos más cercanos a la vejez eran más propensos a ser categóricos sobre que no habían cometido un error y habían hecho bien el ejercicio.

La buena noticia es que los adultos más mayores realizaron las tareas que les asignamos tan bien como los adultos más jóvenes, aunque de forma más lenta. Sin embargo hemos descubierto que existe una capacidad limitada de los más mayores para reconocer un error cuando lo han cometido”, señala Jan Wessel, profesor asistente del departamento de Ciencias Psicológicas y Cerebrales de la Universidad de Iowa.

Este estudio muestra que cuando los adultos más jóvenes pensaron que lo habían hecho bien, pero realmente habían cometido un error, sospechaban que quizás se podrían haber equivocado. En cambio una persona adulta cerca de la vejez, a pesar de haberse equivocado, no tenían ni idea de que habían cometido un error en el ejercicio.

Esta investigación ofrece una nueva percepción de cómo las personas mayores perciben sus decisiones y especialmente como ven así su desempeño.