Skip to main content

¿Será esta la mascarilla que deberemos ponernos para comer en los restaurantes?

Plato restaurante

Getty Images

22/05/2020 - 16:09

  • Una empresa israelí ha creado una mascarilla que se abre para que puedas comer sin quitártela.
  • Se acciona de manera manual o automática al acercar el tenedor.
  • Es un prototipo que se empezará a fabricar en masa en los próximos meses.

Nos guste o no, la llamada "nueva normalidad" pasa por acostumbrarnos al uso de la mascarilla. El gobierno ha declarado que su uso es obligatorio en espacios cerrados e incluso en la calle, siempre y cuando no sea posible garantizar la distancia de seguridad de dos metros. Por lo tanto, a partir de ahora se va a convertir en un elemento más de nuestro look diario.

No obstante, a pesar de que es por nuestra salud, llevar mascarilla puede resultar bastante incómodo en determinadas situaciones. Por ejemplo, para comer o beber es necesario quitársela, y tocarla con las manos hace que el riesgo de contagio sea mayor.

Para que podamos volver a comer en los restaurantes con seguridad, aparte de las medidas de prevención que ya están adoptando los establecimientos, una empresa israelí ha ideado una mascarilla de lo más curiosa. Como puedes observar en la imágen, tiene una abertura en la mitad que se puede abrir y cerrar de manera remota para introducir los alimentos.

Se trata de un diseño de Avtipus Patents and Inventions, una compañía con sede en Tel Aviv que se dedica al desarrollo de productos y registro de patentes. Tal como explica Reuters, esta peculiar mascarilla para comer está accionada por un mecanismo similar al de los frenos de una bicicleta.

Cuando el usuario aprieta el dispositivo conectado a través del tubo, la mascarilla se abre y permite que el usuario pueda comer o beber sin tener que quitársela. Además, según el fabricante, también funcionará de manera automática y se abrirá cuando la persona acerque su tenedor a la mascarilla.

Avtipus Patents and Inventions explica que ya ha patentado su diseño y tiene la intención de empezar a fabricarlo en unos meses. En cuanto a su precio, la compañía señala que costarán un poco más que las mascarillas higiénicas de color azul claro, entre 0,85 y 2,85 dólares más. 

Lo que todavía no sabemos es si la compañía comercializará el producto fuera de Israel. En caso de que llegue a España, ¿será las mascarilla que tendremos que usar para comer en los restaurantes?