Skip to main content

Médico italiano asegura haber completado un trasplante de cabeza

Médico italiano asegura haber completado un transplante de cabeza

19/11/2017 - 17:44

El polémico médico italiano Sergio Canavero asegura haber completado con éxito un transplante de cabeza en humanos, con cadáveres. Quiere hacerlo con personas.

Hace dos años publicamos unas declaraciones del polémico médico italiano Sergio Canavero, Director del Grupo de Neuromodulación Avanzada de Turín, que afirmaba que el primer transplante de cabeza en humanos se llevaría a cabo en 2017.

El doctor ha cumplido su palabra... en parte.

En una conferencia que llevó a cabo el pasado viernes en Viena (Austria), el doctor Sergio Canavero aseguró que ha llevado a cabo con éxito el primer trasplante de cabeza en humanos... utilizando cadáveres.

Médico italiano asegura haber completado un transplante de cabeza

Inmediatamente, la noticia ha sido rechazada por casi toda la comunidad científica, que afirma que conectar nervios y venas en unos cadáveres no es un transplante de cabeza. Incluso famosos neurocientíficos como Dean Burnett afirman que el doctor Sergio Canavero nunca hará un transplante de cabeza humana.

¿Es posible llevar a cabo un trasplante de cabeza en humanos, cuando nunca se ha conseguido ni siquiera con animales grandes?

El doctor Canavero ha explicado en la conferencia que un equipo liderado por uno de sus colaboradores, el doctor Xiaoping Ren de la Universidad Médica Harbin de China, llevó a cabo una operación de 18 horas en la que conectó los nervios, la espina dorsal y las venas de la cabeza de un cádaver, en otro cuerpo. "El primer transplante de una cabeza humana en cadáveres se ha completado. Todo el mundo dijo que era imposible pero ha sido un éxito", afirma el doctor Canavero. Aunque no hay datos médicos que certifiquen esta operación, asegura que serán publicados en una revista médica en los próximos días.

Qué es CRISPR, el corta y pega genético que cura enfermedades

Médicos y neurocirujanos de todo el mundo han puesto en duda la veracidad del anuncio. El neurocientífico Dean Burnett afirma que una cosa es conectar venas y nervios en un cadáver, y otra muy diferente en seres vivos. El equipo del doctor Canavero transplantó hace unos meses una cabeza de mono que mantuvo con vida durante 18 horas, pero no recuperó la consciencia, que es la clave para que el transplante sea un éxito.

"El ser humano no es modular. No puedes intercambiar piezas como si fuese un juguete de Lego. No solo hay que tener en cuenta el rechazo inmunológico, sino que no sabemos reparar nervios dañados, por no hablar de cómo cada cerebro termina adaptándose al cuerpo que gobierna. Colocar la cabeza de un músico en el cuerpo de un constructor sería como intentar hacer funcionar un juego de Xbox en una consola PlayStation, aunque sea el mismo juego, y las dos sean consolas", afirma el doctor Burnett.

Pero Sergio Canavero está convencido de que es posible. El siguiente paso será un transplante de cabeza en humanos que sufren un coma irreversible. El objetivo final del doctor Canavero, que ya explicó hace un par de años, es conseguir un transplante de cabeza de un parapléjico en el cuerpo de un cadáver, para que pueda volver a andar.

El transplante de cabeza es uno de los grandes tabús de la medicina. En 1954, el científico soviético Vladimir Demikhov transplantó la cabeza y las patas delanteras de un perro a otro más grande. Ambos mantenían su autonomía a la hora de alimentarse, y sobrevivieron entre dos y seis días. Puedes verlo en este vídeo, pero avisamos que las imágenes mostradas son muy explícitas y pueden herir la sensibilidad de algunas personas:

En 1960, el doctor Robert White de la Universidad de Cleveland consiguió transplantar la cabeza de un simio en otro cuerpo. No se conectaron los nervios de la espina dorsal así que el simio transplantado no podía moverse, pero la cabeza era capaz de respirar artificialmente con los pulmones "prestados". El animal sobrevivió nueve días. También hay un vídeo de este experimento, pero volvemos a advertir: contiene imágenes de gran crudeza que pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

El mito de Frankenstein, en Amazon

¿Cómo pretende el doctor Canavero superar barreras insalvables para la ciencia actual, como el rechazo inmunológico o la fusión de nervios seccionados? Ha ideado una técnica en la que los nervios de la espina dorsal de la cabeza se separan del donante, y se insertan en la médula espinal del cuerpo receptor. La clave aquí es una sustancia química llamada polyethylene glycol, que es la encargada de unir los nervios de la cabeza y el cuerpo. Esta sustancia actúa de manera similar al agua caliente en los espaguettis, que hace que se peguen entre sí. Del mismo modo, el polyethylene glycol consigue unir los nervios de la cabeza y la espina dorsal del cuerpo. El paciente se mantendría en coma durante 3 o 4 semanas mientras se estimula la espina dorsal con corrientes eléctricas para reactivar su funcionamiento.

El doctor Canavero asegura que, cuando el paciente despierte, sería capaz de sentir y mover su cara, y hablar con su propia voz. En el plazo de un año, incluso podría andar. Afirma que varias personas ya se han ofrecido voluntarias para llevar a cabo el transplante.

Científicos prominentes como el doctor James Fildes lo tildan de "pseudociencia", y aseguran que ningún comité ético permitirá que los transplantes de cabeza con humanos vivos se lleven a cabo.

El doctor Sergio Canavero pretende llegar hasta el final. Pero, incluso si fuese un éxito, ¿estamos preparados para ello?

[Fuentes: Techworm, The Guardian]

Así es un transplante de cabeza en ratas

Tags:

#ciencia, #salud

Ver ahora: