Skip to main content

Mercedes apuesta por el coche conectado para que sea él el que se adapte a ti

El Mercedes Clase A de 2018 integrará Inteligencia Artificial

26/02/2018 - 20:29

El Mobile World Congress 2018 de Barcelona es uno de los eventos con más repercusión de la industria de la telefonía y las comunicaciones móviles. Pero en él no se habla solamente de móviles, y nosotros hemos tenido la oportunidad de conocer de primera mano la apuesta de Mercedes por el coche conectado.

Los coches no son ajenos a este entorno hiperconectado, y las marcas están apostando fuerte por implementar tecnologías que permitan mantener conectado al mundo que te rodea, pero de una forma más cómoda, segura y eficiente para los usuarios. En nuestra Zona Motor no nos queremos perder esta revolución, y entre presentación y presentación hemos aprovechado nuestro paso por el MWC 2018 para conocer más a fondo la apuesta de Mercedes.

Mercedes-Benz es una de las marcas de automoción presentes en el MWC 2018, y ha aprovechado el primer día de feria para presentar sus últimas novedades en coche conectado ampliando las funciones de su interfaz de usuario nativa con Inteligencia Artificial y Realidad aumentada. La tecnología se da la mano con el mundo del motor.

George Massing, responsable de servicios de conectividad para el usuario de Mercedes-Benz, nos ha contado de primera mano alguna de las novedades en conectividad que la marca alemana ha traído al MWC 2018. Con él hemos podido hablar de todas estas tecnologías de las que presume este fabricante en modelos como, por ejemplo, el Clase A que tuvimos la oportunidad de conocer en primera persona.

La conectividad a bordo que propone Mercedes-Benz en sus vehículos está orientada a obtener la mejor experiencia para el usuario, estableciendo un canal de comunicación más natural con el vehículo.

¿Android en el coche? Descubre cómo funciona Android Auto

La empresa afincada en Stuttgart define su estrategia para el coche del futuro en cuatro pilares básicos englobados en las siglas CASE (Connected, Autonomous, Shared and Services and Electric Drive) y que pone la experiencia del usuario en el centro de todas las tecnologías integradas en el automóvil.

Un Mercedes-Benz que se adapta a ti

Hasta hace solo unos años, cambiar de coche implicaba tener que aprender a usar los mandos y ajustes del vehículo desde cero. De aquí a algunos años, acabará siendo el coche el que ajustará sus parámetros en base al perfil de la persona que se sube a bordo.

La propuesta de Mercedes-Benz en su Mercedes-Benz User Experience (MBUX, las siglas de experiencia de usuario en inglés) es justo la opuesta, de tal forma que es el coche el que aprende de tus hábitos y costumbres de uso y te ofrece toda la información que necesitas en cada momento, incluyendo información en tu agenda de contactos, búsquedas en Internet o en cualquier dispositivo vinculado con el vehículo.

El sistema MBUX forma parte del programa de conectividad que ya se encuentra integrado en los modelos de gama alta de la marca alemana, pero ahora da el salto a los modelos compactos de la Clase A de 2018.

La inteligencia artificial que integrarán los nuevos modelos de la Clase A se basa en un sistema de perfiles de usuario para aprender sus rutas más habituales, la música que acostumbra a escuchar o las llamadas que acostumbra a realizar desde el coche, para ofrecerle en cada momento la opción que más probablemente necesita. En eso consiste la inteligencia artificial: en adelantarse al usuario ofreciendo una solución antes de que se la pida a la máquina.

La realidad aumentada también tiene cabida dentro de la interfaz del sistema MBUX que se integrará en el nuevo Clase A de 2018, y los nuevos modelos contarán un sistema de navegación inteligente que abandona para siempre los mapas gráficos para mostrar la ruta con indicaciones en realidad aumentada, de forma que el usuario puede ver -sobre una imagen real- el nombre de la calle, el número de portal o flechas direccionales que indican exactamente el desvío que debes tomar.

Mercedes Clase A de 2018

En palabras de George Massing, “[...] todas estas novedades contribuyen a hacer mucho más segura la conducción ya que el conductor no pierde en ningún momento la vista de la carretera para saber qué dirección tomar”.

La utilización de un lenguaje más natural para comunicarte con el asistente MBUX del vehículo también es una mejora importante, ya que se prescinde del corsé que supone tener que dar órdenes o instrucciones concretas que no resultan naturales para los usuarios, evolución que también se pueden encontrar en otros dispositivos como en los teléfonos móviles o en los asistentes por voz.

Compartir el coche con la familia es ahora más fácil

Otra de las novedades que ha presentado Mercedes-Benz en el MWC2018 es la función Digital Vehicle Key, que permite utilizar el teléfono móvil de los usuarios registrados en el vehículo para usarlo sin necesidad de contar con una llave física, haciendo mucho más cómodo compartir el coche de la familia.

El Mercedes-AMG Project ONE es uno de los coches híbridos que llegarán a partir de 2018

Para utilizar esta función basta con utilizar una app específica instalada en un smartphone para consultar la disponibilidad del vehículo con el resto de usuarios registrados. Si ninguno de ellos va a usarlo, simplemente bastará con acercarte con el móvil al coche y, mediante tecnología NFC identificará al usuario permitiéndole abrir las puertas y arrancar el vehículo sin necesidad de una llave física. Esta función ya estará disponible en la nueva versión de 2018 del Clase A de Mercedes-Benz.

Esta opción es toda una ventaja para una familia en la que existen varios conductores que hacen uso del vehículo, pero que no siempre se ponen de acuerdo en los turnos para usarlo o las llaves no siempre se encuentran en el mismo lugar que el coche. Con la solución de la llave digital de Mercedes Benz, se eliminan estos problemas porque llevas la llave en tu smartphone” nos comenta George Massing.

Un Mercedes listo para compartir

Servicios de Carsharing o coche compartido, como Car2go, están teniendo muy buena acogida entre los usuarios. Mercedes-Benz también ha presentado algunas ideas sobre el futuro de esta tendencia.

Smart EQ fortwo

Además de las funciones de compartición privada del vehículo que proporciona Digital Vehicle Key, Mercedes-Benz tiene como objetivo implementar un Smart EQ fortwo. El concepto consiste en una versión eléctrica y autónoma del Smart fortwo que se conecta a un servicio de compartición o alquiler de vehículos.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Cuando un usuario necesita un coche, el servicio envía a uno de estos Smart EQ fortwo a recogerlo en el lugar que indique e indicarle el destino al que se dirige. El vehículo es autónomo, por lo que no es necesario que el usuario sepa cómo conducirlo.

Ver ahora: