Skip to main content

Metal del asteroide que extinguió a los dinosaurios destruye el cáncer

cancer

03/11/2017 - 16:36

Un grupo de científicos ha descubierto que el asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios trajo a la Tierra un metal que destruye el cáncer. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Warwick (Reino Unido) y la Universidad Sun-Yat Sen (China) ha descubierto que un metal del asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios destruye el cáncer. 

El material se llama iridio, el segundo metal más denso del mundo, y el estudio que han llevado a cabo estos investigadores demuestra que puede utilizarse para matar a las células cancerosas sin dañar el tejido sano. Se trata de un metal raro en la corteza terrestre y se asocia con el asteroide que acabó con los dinosaurios porque se ha encontrado iridio en el cráter de Chicxulub, donde se cree que tuvo lugar el impacto. 

El equipo ha creado un compuesto de iridio y material orgánico que puede dirigirse directamente a las células cancerosas. Cuando se aplica luz láser, el elemento se activa y transfiere energía a las células para convertir el oxígeno (O2) en oxígeno singlete (oxígeno en estado excitado), que envenena y destruye las células cancerosas desde el interior, sin hacer daño a los tejidos circundantes.

En las pruebas, los científicos utilizaron un modelo de células de cáncer de pulmón, cultivadas en el laboratorio con forma esférica para imitar a la de los tumores. El compuesto de iridio orgánico activado penetró e infundió en cada capa del tumor para matarlo, demostrando la efectividad y largo alcance del tratamiento.

Qué es CRISPR, el corta pega genético que cura enfermedades

Tras comprobar la eficacia del compuesto de iridio y material orgánico, los científicos estudiaron las proteínas afectadas por el elemento mediante espectrometría de masas de ultra alta resolución, lo que les permitió obtener una vista sin precedentes de las moléculas individuales atacadas. Los resultados concluyeron que el tratamiento daña las proteínas para el estrés por choque térmico y el metabolismo de la glucosa, que son moléculas clave en el cáncer.

"El metal precioso platino ya se usa en más del 50% de las quimioterapias contra el cáncer", afirma Peter Sadler, autor principal del estudio. "Ahora se está explorando el potencial de otros metales preciosos como el iridio para proporcionar nuevos fármacos dirigidos que ataquen a las células cancerosas de formas completamente nuevas". 

[Fuente: Universidad de Warwick]

Y además