Skip to main content

El Método de los Cinco Tarros, una eficaz técnica que te ayuda a ahorrar

Consejos para ahorrar

09/09/2019 - 16:01

Ahorrar dinero es relativamente sencillo. Tan solo hay que guardar parte del dinero que ganamos. Esa es la teoría. En la práctica, cuesta un mundo conseguirlo. Por eso existen docenas de trucos para ayudarnos a ahorrar. Hoy vamos a ver un método milenario, pero que sigue siendo plenamente efectivo en la actualidad. Se llama El Método de los Cinco Jarros y está demostrado que nos ayuda a ahorrar, cubriendo cualquier imprevisto.

Tiene su origen en conceptos bíblicos y ya lo usaban las comunidades judías y cristianas hace cientos de años. A través de TICbeat, la web experta en ahorro Bargainer lo ha actualizado, adaptándolo a los nuevos tiempos.

Lo único que necesitamos son cinco tarros, que pueden ser simplemente teóricos, o diferentes apuntes en un papel, o cuentas en un banco. La idea es diversificar nuestro ahorro para cubrir cualquier imprevisto y asegurarnos un futuro más desahogado y feliz.

El Método de los Cinco Jarros consiste en dividir nuestros ahorros en 5 tarros diferentes. Cada uno tiene un propósito distinto, y hay que introducir distinta cantidad de dinero.

Estos son los cinco tarros en cuestión:

 Primer tarro: las deudas

El primer tarro está destinado a pagar las deudas que tenemos con los demás. Diferentes estudios llevados a cabo por Bargainer aseguran que el 80% de los estadounidenses tienen deudas, y el 40% de los británicos tienen dificultades para pagarlas. En este primer tarro hay que meter al menos el 10% de nuestros ingresos que nos sobran tras comprar comida, pagar el alquiler, etc.

Segundo tarro: la generosidad

Aquí debemos introducir el 10% de nuestro dinero sobrante, que usaremos en donaciones, regalos a nuestros familiares y amigos, ONGs, etc. Está demostrado que ser generoso nos hace sentir mejor, mejora nuestra salud, reduce el estrés, y nos hace más felices. Es importante para vivir mejor.

Tercer Tarro: los imprevistos

Cuando vives al día un gasto imprevisto (el coche que se estropea, un empaste dental, al niño hay que ponerle gafas, se te ha roto el abrigo) puede suponer un problema. Bargainer recomienda meter en este tarro el 10% del dinero que tengamos para gastar al mes.

Cuarto tarro: inversiones

Ahorrar no significa tener nuestro dinero parado. Es aconsejable invertir un 20% de los ahorros en Bolsa, plan de pensiones, vivienda, etc. Si lo perdemos no será grave porque solo es un porcentaje de nuestro ahorro, y a cambio podemos multiplicarlo.

Quinto tarro: ¡A gastar!

Si hemos sido disciplinados, en los cuatro tarros anteriores habremos ahorrado el 50% de todo el dinero mensual que destinamos a gastar. Nos queda otro 50% que, ahora sí, podemos destinar a lo que queramos: ocio, viajes, mejoras en la casa, etc.

Al final, de lo que se trata es de guardar la mitad del dinero que nos sobra, pero la particularidad del Método de los Cinco Tarros es que el ahorro se especializa, y como está separado tenemos cubiertos cualquier imprevisto. ¿Te animas a probarlo?