Skip to main content

Microsoft pone a la venta el 'jersey feo' inspirado en Paint

jersey feo

02/12/2020 - 11:21

Podemos dar por inaugurada la campaña de Navidad con el 'jersey feo' que ha puesto a la venta Microsoft y cuyos beneficios serán destinados a una causa benéfica.

No se puede negar que Microsoft se ha tomado con buen humor el lanzamiento de sus prendas para esta campaña de Navidad. Con un enfoque solidario, ha abierto su tienda y la prenda más destacada es el MS Paint Ugly Sweater, el jersey feo inspirado en Paint que se suma a una colección que nos trae de vuelta grandes éxitos de la compañía.

El año pasado Microsoft lanzó en su tienda las prendas de Windows para las fiestas navideñas con dos jerseys inspirados en Windows XP y Windows 95. Aunque no se pusieron a la venta, sino que se dieron a personas elegidas por la compañía. En este 2020 sí se ponen al alcance de los clientes, junto a su nuevo modelo basado en el Paint.

Hay que reconocer que el llamar feo al jersey directamente en el nombre hace justicia a la prenda que combina perfectamente los toques navideños con el logo del producto y detalles distribuidos por la prenda.

En The Verge comentan que Microsoft donará gran parte de los ingresos a la organización sin ánimo de lucro Girls Who Code, 20 dólares por prenda. La idea es que le lleguen al menos 50.000 dólares a esta organización que promueve la llegada de más mujeres al ámbito informático mediante distintas formaciones.

jersey paint

Microsoft

En general todo lo que rodea el producto parece fabricado con cierto desenfado y espera llegar a los fanáticos de la compañía y empresas del sector tecnológico. El jersey es un guiño a toda una generación que disfrutó (y sufrió) con este programa que quedará en la memoria y que está siendo lentamente eliminado de Windows.

Si quieres comprar el MS Paint Ugly Sweater, aquí tienes el enlace a la tienda donde los clientes se pueden hacer con él por 69,99 euros, aunque existen limitaciones geográficas y de stock. Debemos reconocer que sí, es feo, pero también que nos haría mucha gracia tener uno, ¿verdad?

Y además