Skip to main content

La miel ayuda a curar las infecciones bacterianas, según un estudio

miel infecciones

Sandra Arteaga

27/09/2016 - 21:51

Científicos de la Universidad de Southampton ha descubierto que la miel de abeja puede utilizarse como remedio natural para combatir las infecciones bacterianas

Un equipo de científicos de la Universidad de Southampton en Reino Unido ha descubierto que la miel de abeja puede utilizarse como remedio natural para combatir las infecciones bacterianas. La investigación, que ha sido publicada en el Journal of Clinical Pathology, plantea la posibilidad del uso potencial de la miel especialmente en pacientes con dispositivos médicos implantados, como catéteres urinarios, que tienen un alto riesgo de infección.

De acuerdo a los resultados de su estudio, la miel de las abejas tiene la capacidad de ralentizar el crecimiento y la actividad de las bacterias incluso en bajas dosis. Esto es debido a que este elemento ataca la biopelícula bacteriana, que es la capa delgada pero resistente en la que se acumulan los microbios y que se adhiere a cualquier superficie, incluyendo el plástico. 

El empleo de la miel como remedio natural para la salud se remonta a hace siglos, y tradicionalmente se ha aplicado en heridas y quemaduras por sus propiedades antisépticas. Ahora, la nueva investigación sugiere que puede tener cualidades antibacterianas y antiinflamatorias. 

En concreto, en el estudio han analizado la acción de la miel de Manuka, que es un tipo de miel monofloral producida en Australia y Nueva Zelanda a partir del néctar del árbol de manuka. Consideran que las propiedades beneficiosas están más presentes en las mieles más oscuras, y es por este motivo por el que se decantaron por esta variedad. 

Detectan una bacteria resistente a todos los antibióticos

Para demostrar las cualidades de la miel, los científicos cultivaron cepas de bacteria E. coli y Proteus mirabilis en placas de plástico en el laboratorio. El elemento se diluyó con agua destilada y se probaron diferentes proporciones aplicadas a los cultivos bacterianos. Los resultados revelaron que la miel inhibió fuertemente la "pegajosidad" de las bacterias y evitó el desarrollo de un biofilm, que es una población de microbios que crece en una superficie y es responsable del desarrollo de infecciones.

"Hemos sido capaces de demostrar que la miel diluida es un agente potencialmente útil para reducir la formación de biofilm en los dispositivos de plástico permanentes, como catéteres urinarios", explica Bashir Lwaleed, uno de los miembros del equipo. "Las tasas de infección del catéter pueden representar una gran proporción de las infecciones adquiridas en el hospital, y esperamos que estos resultados puedan ofrecer una forma alternativa de prevenir este tipo de infecciones".

Ver ahora:

Sobre el autor

Sandra Arteaga

Redactora

Me encanta la tecnología y entender cómo funciona todo, así que si quieres saber cómo utilizar algo, te lo explico.

Te recomendamos