Skip to main content

Esta idílica mini isla de Finlandia se transforma por completo en cada estación

Isla Kotisaari

Jani Ylinampa

11/06/2020 - 19:41

En ningún lugar del mundo las cuatro estaciones del año dejan una huella tan profunda como en la isla de Kotisaari, maquillándola por completo.

La isla de Kotisaari es un microuniverso contenido en apenas unos cientos de metros. Un poco más grande que un estadio de fútbol, tiene árboles, casas, praderas, un puerto, y dos lagos. Su fisonomía cambia por completo a lo largo de las cuatro estaciones del año.

Tal como nos cuenta nuestra compañera Andrea Núñez-Torrón Stock en TICbeat, la isla de Kotisaari está ubicada muy cerca de Rovaniemi, capital de Laponia, en Finlandia. Es una de las zonas más despobladas de Europa.

Pese a que en las fotos se pueden ver algunas casas, está deshabitada. Durante más de un siglo se utilizó como refugio de leñadores, cuando trasportaban los troncos por el río. Pero cuando los barcos se sustituyeron por los camiones, la isla dejó de usarse. Hoy en día es un lugar turístico en donde las casas de los leñadores se han convertido en un bar, y un museo.

Isla Kotisaari

Jani Ylinampa

Las temperaturas extremas de Laponia consiguen que la isla se transforme por completo en cada estación. El fotografo Jani Ylinampa dedicó un año a fotografiar la isla a vista de dron, desde la misma posición, para obtener estas espectaculares fotografías.

La estampa más representativa de la isla de Kotisaari es la fotografía invernal que vemos en la foto de apertura de la noticia. El invierno en Laponia dura 200 días, y se alcanzan temperaturas de hasta 50 grados bajo cero. El río Kemijoki sobre el que se asienta la isla se congela por completo, y se puede llegar hasta ella andando.

Por el contrario los meses de verano, que duran de junio a mediados de agosto, son el momento más esplendoroso de Kotisaari, en donde se alcanza una temperatura media de 10 grados. En esta época se activa el turismo en la isla.

La segunda fotografía nos muestra a Kotisaari en otoño y primavera. Parece que las fotos están cambiadas pero no, tan cerca del Polo Norte el otoño es más colorido que la primavera, en donde tras un duro invierno el hielo ha hecho estragos en la vegetación, que no se recuperará hasta el verano.

Los drones nos están descubriendo un nuevo tipo de fotografía aérea, hasta el punto de que ya ganan concursos profesionales.

Más:

#Destacado