Skip to main content

El MIT descubre cómo romper un espagueti en solo dos partes al doblarlo

Experimento pasta

16/08/2018 - 12:04

Te proponemos un juego. Consigue un puñado de espaguetis normales y corrientes, elige uno y sugétalo por los dos extremos. Ahora dóblalo como si quisieras juntar esos extremos, ¿en cuántos trozos se ha partido? ¿Más de dos, verdad?

Si pruebas y pruebas y el resultado siempre es el mismo, es decir, el espagueti salta por los aires partido en múltiples trozos de distinto tamaño, es lo normal y lo que le pasó al físico y Premio Nobel, Richard Feynman que durante años se preguntó el motivo de este suceso. 

Aunque parezca una pregunta muy absurda para un Premio Nobel de física se trata de una cuestión cuya solución podría tener muchas aplicaciones en ingeniería, por eso un equipo de físicos franceses resolvieron en 2005 la pregunta formulada por Feynman y ahora un grupo de científicos del MIT ha creado una máquina que consigue romper los espaguetis en dos trozos

Firenado, así se forma un espectacular tornado de fuego

El experimento francés explicaba que al doblar una varilla larga y delgada de manera uniforme, ésta tendería a romperse cerca del centro donde más se curva. No obstante esta primera ruptura desencadena un efecto denominado "snap-back" y una onda de flexión y vibración que termina por fracturar en más piezas la varilla. 

Ante esta teoría, a los investigadores solo les quedaba una pregunta por resolver, ¿se puede romper un espagueti en dos trozos? El MIT dice que sí, retorciéndolo. Según el documento publicado en las actas de la Academia Nacional de Ciencias, al torcer el espagueti en unos grados específicos y después doblarlo lentamente por la mitad, éste se partirá en dos. 

Conscientes de que muchas personas se preguntarán porque un grupo de científicos se dedican a jugar con la comida, ellos mismo explican en la web del MIT que estas investigaciones buscan "mejorar la comprensión de la formación de grietas y cómo controlar las fracturas en otros materiales similares a varillas como estructuras multifibras, nanotubos de ingeniería o incluso microtúbulos en las células"

En concreto los impulsores del experimento son dos estudiantes Ronald Heisser que primero probó la técnica manualmente y después construyó la máquina para controlar el proceso con mayor precisión, mientras que Vishal Patil fue el encargado de elaborar el modelo matemático que explica el efecto de eta torsión.

via GIPHY

Tras romper cientos de espaguetis y grabar el proceso con una cámara a una velocidad de un millón de fotogramas por segundo concluyeron que torciendo el espagueti en 360 grados y juntando lentamente estos los extremos terminaba por partirse únicamente en dos trozos. Este resultado fue positivo sobre todo en dos tipos de espaguetis, los que tienen una barilla del número 5 y los del número 7. 

La torsión no impide el efecto snap-back, lo que ocurre es que la necesidad de desenrollarse del espagueti provoca una onda de giro más rápida que la onda de flexión disipando la tensión que provocaba el resto de fracturas. El equipo se pregunta ahora como aplicar esta teoría en otro tipo de pastas con diferentes medidas como los lingüini. 

Tags:

#ciencia

Ver ahora: