Skip to main content

Mobile World Congress 2019

El Mobile World Congress no se moverá de Barcelona, al menos de momento

MWC Barcelona

27/02/2018 - 19:40

La crisis de la independencia de Cataluña ha provocado que salten las alarmas sobre de todas las marcas, periodistas, directivos y miembros del gobierno autonómico en relación al MWC de Barcelona.

Dubai, París y Londres son la gran sombra que planea sobre el Mobile World Congress de 2018. La pregunta que ronda por todos los pabellones, por las empresas y por la propia GSMA es siempre la misma: ¿Se moverá el MWC de Barcelona en 2019? La respuesta parece clara: NO, al menos de momento.

El emirato árabe ha hecho especial hincapié en este tema tras las últimas manifestaciones, los desplantes de las autoridades catalanas y de la alcaldesa Ada Colau, así como por la inestabilidad política que ronda a la Ciudad Condal. Tanto es así que Soraya Saénz de Santamaría ha mostrado todo su apoyo al evento que se celebra en Barcelona permaneciendo toda la jornada de ayer dentro de las instalaciones del recinto.

Y es que tenía claro que su misión era tranquilizar tanto a las empresas españolas como a las internacionales sobre este tema. Pero no ha sido la única que han intentado estabilizar a todos los actores. Álvaro Nadal, Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha señalado que en la inauguración del MWC 2018 hubo "armonía" de casi todos. Eso sí, también ha comunicado que habrá un esfuerzo por su parte para que la Fira siga en Barcelona.

¿Qué pasará de 2019 en adelante?

Según las opiniones que ha recogido nuetros compañeros de TICbeat durante la feria, el MWC permanecerá en Barcelona en 2019, y seguramente ocurrirá lo mismo durante los próximos años, concretamente hasta 2023. Eso es lo que se comenta entre "bambalinas" en la feria. ¿Por qué hasta esta fecha? El contrato en vigor entre la capital catalana y la GSMA se alarga precisamente hasta dentro de 5 años, aunque la dirección puede decidir marcharse en cualquier momento si no se cumple el requisito que demandan en todo momento: estabilidad.

Como os podréis imaginar, la independencia de Cataluña y la actitud de Ada Colau no han sentado bien a la organización. De hecho, desde el Gobierno han asegurado que "desestabilizan y ponen en riesgo que Barcelona sigue albergando un evento de tal importancia". Sin embargo, Pedro Mier, presidente de AMETIC (Asociación Multisectorial de Empresas de la Electrónica, las Tecnologías de la Información y Comunicación, de las Telecomunicaciones y de los Contenidos Digitales), ha señalado que debemos estar tranquilos de cara al año que viene. Y es que él está convencido de que la Fira se celebrará en 2019 en Barcelona. "Ahora lo que hay que hacer es disfrutar de este MWC", ha destacado.

Por su parte, Josep Albors, responsable de investigación y concienciación de ESET España, afirma lo mismo que Mier. "No debemos preocuparnos de cara al año que viene", destaca. Además, asegura que, aunque todos los rumores apunten a Dubai como favorita para trasladar la Fira, cree que si se mueve será a alguna ciudad europea, ya que sus costumbres son más similares a las de Barcelona.

Pero no son los únicos que opinan esto. Las empresas que tienen stand en el MWC ya han reservado el suelo que van a necesitar el año que viene para exponer sus productos. Incluso, hay compañías que ya han cerrado las reservas de hoteles y restaurantes. "Todo esto se gestiona durante la feria del año anterior", afirman fuentes relacionadas con el tema. También los hay que rehusan hablar de este asunto, ya que destacan que, de esta forma, se mantiene la estabilidad.

El MWC, en cifras

Para entender la magnitud de esta cuestión hay que tener en cuenta las cifras que mueve el Mobile World Congress. Se espera que en esta Fira asistan unas 108.000 personas de más de 200 países distintos, lo que supondrá un impacto económico de unos 471 millones de euros, según datos de la GSMA, empresa organizadora del evento.

Así se calcula que, desde su inauguración en 2006, la Fira ha supuesto 4.400 millones de euros a Barcelona y ha generado más de 115.000 trabajos a tiempo parcial. Además, estos datos no tienen en cuenta algunos puntos económicos importantes (como los pisos en AirBnb que se alquilan por estas fechas, la cantidad de taxis o Cabify que se utilizan para los desplazamientos, entre otras cosas) que también representan ingresos para la ciudad. A esto hay que añadir los negocios que se cierran en esta feria y que, por supuesto, serían muy difícil de contabilizar.

Así fue el primero Mobile World Congress de Barcelona en el año 2006

Por lo tanto, estos números podrían ser bastante conservadores. En definitiva, el MWC aporta mucho dinero a Cataluña y a España, y todos los actores involucrados están muy interesados en que permanezca donde está. Además, teniendo en cuenta las reservas de stands y servicios relacionados, sería muy difícil que el año que viene viéramos la Fira fuera de la Ciudad Condal.

Tags:

#Industria, #MWC

Ver ahora: