Skip to main content

El monopatín con silla de bebé, ¿idea genial o locura?

Patinete con silla de bebé

02/01/2019 - 20:16

La vida cambia por completo cuando tienes un hijo. Y eso afecta a aspectos tan cotidianos como el transporte. La movilidad urbana está cambiando en los últimos años con la irrupción de vehículos eléctricos, y el boom de los patinetes. Quinny, el popular fabricante de sillas de bebe, nos propone un nuevo tipo de vehículo que fusiona un monopatín con una silla de bebé. ¿Ideal genial, o locura?

El invento, que el propio fabricante ha bautizado como un experimiento, convierte un monopatín en un patinete, usando una silla de bebé como eje vertical. Esta idea soluciona varios problemas: tanto el niño como un adulto pueden desplazarse cómoda y rápidamente, de forma divertida, sin gastar combustible ni contaminar.

Pero también plantea dudas de seguridad, porque aunque la silla lleva una especie de parachoques y el niño lleva casco, la velocidad de circulación que puede coger el monopatín con silla de bebé es considerable. Echa un vistazo al vídeo para que lo veas más claro:

Muchos vehículos de dos y cuatro ruedas transportan niños de forma similar. Hay sillas de bebé para colocar en la moto o en la bici, o carritos de cuatro ruedas para tirar de ellos. La diferencia está en que en esos casos el niño va detrás, con lo que parece que va ligeramente más protegido que en este patinete con silla de bebé, en donde el niño se coloca en la parte frontal y cualquier golpe o caída desde la parte delantera, le afectaría directamente a él.

En todo caso, por lo que se puede ver en el vídeo si se circula a velocidad moderada y en un lugar despejado, es una experiencia muy divertida y relajante, tanto para el conductor como para el niño.

Otra de sus ventajas es que es completamente plegable, incluso la silla, y se puede transportar con una sola mano:

Patinete con silla de bebé

Este patinete con silla de bebé, llamado Quinny Longboardstroller se puso a la venta hace un tiempo en una tirada limitada de 1000 unidades, a un precio de 599 euros.

Este es el patinete eléctrico más deseado de Amazon

Pero parece que todo se ha quedado en lo anunciado, un experimento, porque Quinny no ha vuelto a ponerlo a la venta.

¿Idea genial, o locura? Quizá nunca lo sepamos...