Skip to main content

Asiento de piloto de caza como silla gaming o hélice como mesita café: Boeing convierte sus aviones en muebles

Muebles con aviones reciclados

Boeing Store

20/12/2020 - 08:00

La industria de la aviación viven una de las mayores crisis de su historia por culpa de la pandemia. Hay que sacar dinero de donde sea, y a Boeing se le ha ocurrido una idea: convertir las piezas de sus aviones reciclados en muebles.

El confinamiento ha afectado a todos los mercados, pero el de las aerolíneas y los viajes en avión ha sido, sin duda, uno de los más castigados. Los gigantes de la aviación han cosechado miles de millones en pérdidas, y hay que buscar ingresos hasta debajo de las piedras.

Muchos aviones se están retirando porque no se usan, y cuesta mucho dinero mantenerlos activos. Así que a Boeing se le ha ocurrido reciclar las piezas de sus aviones desmantelados, para convertirlas en muebles de lujo.

En su Boeing Store ha puesto a la venta una colección de muebles de aviación de lujo, en donde se pueden encontrar asientos de pilotos de caza convertidos en sillas gaming, mesas de café creadas con la ventanilla de un avión, o sofás diseñados a partir del interior de una turbina:

Muebles

Boeing

Se trata de modelos históricos que tienen valor en sí mismos. Por ejemplo el asiento de caza que se puede ver en la foto de apertura de la noticia pertenece a un caza McDonnell F-4 Phantom II que voló entre 1969 y 1973, y era capaz de alcanzar el doble de la velocidad del sonido.

Por supuesto, antes de ponerse a la venta estas piezas y accesorios de aviación han pasado por un laborioso proceso de lavado, pulido y restauración, para dejarlos en perfecto estado. A continuación un equipo de interioristas ha buscado la mejor forma de convertirlos en muebles que tengan una función práctica.

Por ejemplo aquí podemos ver una hélice del motor Pratt & Whitney JT8D extraída de un McDonnell Douglas DC-9 retirado, que ha sido elegantemente convertida en una mesa de vinos:

Boeing

Boeing

Al tratarse de objetos de coleccionismo únicos, como cabría imaginar, no son baratos. Por ejemplo, el asiento eyectable del piloto de caza cuesta 12.500 dólares. La mesita con la ventanilla de avión, 7.750 dólares, y la mesa de vinos, 5.500 dólares. Si quieres el sofá con la turbina, cuesta 8.500 dólares. Puedes ver muchos más muebles curiosos de Boeing en su web Boeing Store.

Y además