Skip to main content

Las muertes por golpes de calor se incrementarán en las próximas décadas

Golpe de calor

05/08/2018 - 13:08

Los golpes de calor en verano son una de las principales causas de mortalidad que suceden durante estos meses, y es por ello que no solo debemos estar bien hidratados, sino también tomar una serie de precauciones dado que al sol hay que tomárselo muy en serio.

Y es que además de beber mucha agua y proteger nuestra piel de los rayos solares, también siempre debemos limitar nuestros paseos a pleno sol y cuando sea posible llevar una gorra para evitar los temibles golpes de calor.

Ahora investigadores de la Universidad de Monash han estudiado el potencial de posibles muertes por el golpe de calor en 412 comunidades en 20 países distintos entre el periodo de 2031 y 2080. El estudio tuvo en cuenta una gran variedad de opciones posibles con diferentes niveles de emisiones estimadas de gases de efecto invernadero. También en el estudio se han contado con distintos cálculos como densidades de población para ofrecer un resultado más cercano a la realidad.

Golpe calor

PLOS Medicine

En la conclusión del estudio se puede leer que “los resultados nos muestran que si no hay adaptación se espera que el exceso de mortalidad relacionado con olas de calor aumente más en los países y regiones tropicales y subtropicales, mientras que los países europeos y Estados Unidos tendrán menores incrementos porcentuales”.

En el peor de los casos, y en algunas partes de Australia, se estimó un aumento exorbitante del 471% de muertes relacionadas con el calor en comparación con las últimas décadas.

Los investigadores avisan de que las olas de calor futuras serán mucho más frecuentes, intensas y durarán mucho más tiempo. “Si no podemos encontrar una manera de compensar el cambio climático para reducir el número de días de ola de calor, o ayudamos a las personas a concienciarlas para esos momentos, habrá un gran aumento de muertes relacionadas con la ola de calor en el futuro, sobre todo en los países más pobres cerca del ecuador”, sostiene la profesora asociada Yuming Guo.