Skip to main content

Nano-Terminator, una técnica prometedora contra el cáncer

Nano-Terminator, una técnica prometedora contra el cáncer

03/12/2015 - 11:30

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en colaboración con científicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, han hallado una nueva técnica para aplicar los fármacos que se dirigen a las células cancerosas. El método, basado en un metal líquido biodegradable, promete aumentar la eficacia de los tratamientos contra el cáncer.

El proceso pasa por colocar el metal líquido (una aleación de indio y galio) en una solución que contiene dos tipos de moléculas conocidas como ligandos poliméricos. Al aplicar ultrasonidos a la mezcla, ambos componentes -los ligandos y el metal líquido- se fusionan creando gotas de 100 nanómetros de diámetro. Luego se añade el fármaco para el cáncer y este se adhiere a la superficie de las nanoesferas.

Nueva manera de suministrar el tratamiento contra el cáncer.

Al introducirse en el torrente sanguíneo, los ligandos poliméricos buscan las células cancerosas y se aferran a sus receptores. La célula, a continuación, absorbe las nanogotas y disuelve en su interior el fármaco.

Tenemos una técnica de administración de fármacos que puede aumentar la eficacia de los medicamentos [...] puede ayudar a los médicos a localizar tumores, se puede producir en grandes cantidades y parece ser biodegradable con una toxicidad muy baja” dice Zhen Gu, autor del documento publicado en la revista Nature Communications.

¿Puede el WiFi causar cáncer?

El metal líquido que se introduce en el organismo del paciente, reacciona con el ácido de la célula y se disuelve. Este proceso libera iones de galio que, curiosamente, ayudan a mejorar el rendimiento de los medicamentos contra el cáncer. Además, la toxicidad se minimiza a largo plazo. “En base a las pruebas in vitro, creemos que el metal líquido se degrada por completo en cuestión de días [...] sin efectos tóxicos notables” asegura Lu Yue, estudiante en el laboratorio de Zhen Gu.

Cienfíficos Universidad Carolina del Norte.

Por el momento, la técnica del metal líquido solo se ha probado en ratones con el objetivo de inhibir el crecimiento de tumores de ovario. Los investigadores han observado que, de esta manera, el fármaco para el cáncer resultaba más eficaz. El seguimiento a estos ratones duró 90 días y no se encontraron signos de toxicidad relacionada con el metal líquido.

Este estudio solo fue una prueba del concepto, pero resultó muy alentador” dijo Gu. “Al igual que en Terminator, este vehículo -las nanoesferas- se transforma: el material se aplasta, se funde dentro de las células cancerosas y, finalmente, se degrada y desaparece”. El próximo paso en la investigación es aplicar el descubrimiento en animales más grandes para acercarse, así, a un ensayo clínico.

[Fuente:news.ncsu]

Ver ahora: