Skip to main content

La NASA ofrece 300 dólares por cada gramo de roca lunar que traigan las empresas privadas

Luna

11/09/2020 - 12:55

Antes de que lleguen los primeros astronautas que van a vivir allí un tiempo, la NASA necesita ayuda externa. Es el inicio del mercado espacial internacional que podría revolucionar los viajes espaciales. 

Para 2024 la NASA tiene que estar lista, es la fecha en la que los estadounidenses volverán a la Luna en una misión histórica, vivir en su superficie. Pero antes de que eso llegue, la agencia necesita ayuda de otras empresas

La agencia norteamericana está pidiendo a otras empresas espaciales privadas que le traigan rocas lunares. Se pagarán a unos 300 dólares el gramo. Aunque en realidad el polvo lunar no es lo que más interesa ahora mismo a la NASA. 

El objetivo en realidad es demostrar que este comercio espacial es factible. "Vamos a comprar un poco de suelo lunar con el fin de demostrar que se puede" ha dicho el administrador de la NASA, Jim Bridenstine a la Reuters. Asegura que los planes de la NASA no violarán el Tratado del Espacio Exterior de 1967, que sostiene que los cuerpos celestes y el espacio no pueden ser reclamados en propiedad por ninguna nación.

Lo que busca la NASA es coleccionar una gran cantidad de propuestas de empresas de todo el mundo que diseñen un robot que la NASA pueda lanzar al espacio. A las empresas se les pagaría el 20% por adelantado, el 10% en el momento de la adjudicación y el 10% en el lanzamiento. El resto se reserva para cuando la misión demuestre ser un éxito.

Una vez adquirida la piedra o polvo lunar y vendida a la NASA, el material recolectado se convierte en propiedad exclusiva de la agencia espacial para sus propios usos. La muestra deberá tener entre 50 y 500 gramos y se pagará por unos 15.000 y 25.000 dólares

Todos estos esfuerzos tienen como última meta la Misión Artemisa para llevar a los primeros "habitantes" a la Luna, y más adelante, conquistar el planeta rojo. Habitar, al menos por un tiempo, Marte aún requiere de muchas pruebas, desarrollo de tecnología y este proceso es más rápido si todo el trabajo no depende de una sola agencia

Con la llegada de las empresas espaciales privadas se crea una competencia para desarrollar los mejores robots, cohetes, máquinas rovers y acelera el proceso de innovación que hasta ahora era exclusivo de las agencias gubernamentales. Al igual que ha pasado con SpaceX y su colaboración para llevar a dos astronautas a la Estación Espacial, la NASA busca la ayuda y las ideas de otras empresas para llegar en la década de los 30 a Marte