Skip to main content

La NASA creará coches autónomos para la Tierra y el espacio

Nissan Leaf

09/01/2015 - 09:00

La NASA y Nissan unirán esfuerzos para fabricar coches autónomos que recorrerán la Tierra y el espacioFabricarán vehículos sin piloto responsables con el medio ambiente que se basarán en el Nissan LeafLa clave está en desarrollar una buena interfaz hombre-máquina

Tal y como informa The Wired, la NASA y Nissan unirán esfuerzos para fabricar coches autónomos que recorrerán la Tierra y el espacio. Ambas organizaciones han declarado que el acuerdo tiene una duración de 5 años

Las empresas han añadido que fabricarán vehículos sin piloto responsables con el medio ambiente que se basarán en el Leaf, el automóvil eléctrico de la compañía japonesa.

"Es una mezcla perfecta para compaginar los esfuerzos del centro de colaboración Ames de la NASA y los laboratorios de Nissan en Sunnyvale, que se centrarán en mejorar la autonomía y resistencia de los coches", ha señalado Marthin Sierhius, director del centro de investigación de la multinacional nipona y ex-científico en la agencia espacial. 

El directivo ha continuado explicando que es un "momento perfecto" para colaborar. Y es que hemos de recordar que Nissan ha prometido que en 2020 tendrá vehículos autónomos recorriendo las calles de cada ciudad, y la NASA puede ayudarles con su objetivo. 

El prototipo del coche autónomo de Google ya está terminado

"Cuando hablamos de la conducción autónoma estamos transformando la relación entre el coche y el conductor, que pasa de ser de maestro a esclavo a ser como la de una pareja", ha señalado Pete Worden, director del centro de investigación Ames de la NASA.

El ejecutivo cree que el cambio es fundamental y opina que la clave está en desarrollar una buena interfaz hombre-máquina. Igualmente, Nissan tiene que enseñar mucho a la agencia espacial sobre los vehículos autónomos, ya que están probando esta tecnología en algunas cuidades. 

Esto es esencial, ya que las calles de los núcleos urbanos contienen cientos de variables, como peatones, semáforos o coches en doble fila. Sin embargo, no hemos de menospreciar las dificultades de circular por otro planeta, donde hay rocas, arena y otros obstáculos no menos exigentes.

Ver ahora:

Te recomendamos