Skip to main content

La NASA disparará contra asteroides para proteger la Tierra

Misión Dart

08/02/2019 - 08:36

Parece una idea de ciencia ficción (de hecho, la hemos visto en algunas películas), pero muy pronto podríamos enfrentarnos a un presente en el que desde la Tierra se disparara a un asteroide potencialmente peligroso para evitar nuestra destrucción.

No es la primera vez que un asteroide caído ''del cielo'' crea cambios tan drásticos en la Tierra que acaba con buena parte de los seres vivos, y como la probabilidad está ahí, teniendo en cuenta la cantidad de meteoritos que caen cada año en nuestro planeta, y que hay infinitos cuerpos espaciales viajando a gran velocidad, la NASA quiere estar preparada para lo peor.

El próximo 9 de septiembre, el asteroide 2006 QV89 podría chocar contra la tierra. Tiene un diámetro de 40 metros y, aunque la probabilidad de impacto es baja, es un asteroide potencialmente peligroso para nosotros. A ese no vamos a llegar a tiempo, pero la NASA quiere estar preparada ante amenazas de otros cuerpos espaciales, y por eso acaban de aprobar la misión Dart.

Se trata de una misión que, básicamente, consiste en disparar una carga a gran velocidad contra un asteroide que se dirija hacia nosotros con la intención de desviar su trayectoria. Aunque sea unos milímetros, multiplicado por millones de kilómetros de distancia, esa desviación puede suponer la diferencia entre la salvación o la destrucción.

Para probar la efectividad del cañón espacial Dart, la NASA disparará una carga en mayo de 2021. Será un proyectil con forma de satélite o nave espacial que pesará unos 500 kilogramos y que irá a una velocidad de 21.600 kilómetros por hora. El impacto contra el asteroide modificará la velocidad orbital unos 0,4 milímetros por segundo, lo que hará posible que se pueda monitorizar la trayectoria del asteroide desde la Tierra y, así, comprobar si ese insignificante cambio es... bueno, significativo.

Ahora bien, ¿cuál será el objetivo de la misión Dart de la NASA para proteger la Tierra? Se ha elegido el asteroide Didymoon, un asteroide de 150 metros que forma parte de un asteroide doble (el otro es de unos 800 metros, llamado Didymos).

Así se ve la Tierra a 114 millones de kilómetros, desde el peligroso asteroide Bennu

La misión y el disparo tendrá lugar entre diciembre de 2020 y mayo de 2021, y se espera que el impacto de Dart se produzca en octubre de 2022, más de un año tras el disparo. Esto demuestra que los cálculos que se deben hacer son muy complejos (hay que medir exactamente dónde estará el asteroide más de un año después tras el disparo para poder hacer correcciones y mandar el proyectil al lugar preciso) y que hay que ''pillar'' a la amenaza con tiempo.

Ver ahora: