Skip to main content

La NASA empieza a construir su avión supersónico para pasajeros

avion supersonico nasa

04/04/2018 - 15:35

La NASA ha anunciado que está avanzando en la construcción del X-Plane, su avión supersónico silencioso para pasajeros. La agencia espacial estadounidense ha adjudicado su desarrollo a Lockheed Martin, una compañía aeronáutica de Palmdale (California, Estados Unidos), que fabricará la aeronave y la entregará al Armstrong Flight Research Center a finales del año 2021. 

Los vuelos comerciales supersónicos pueden reducir drásticamente la duración de los viajes, una característica especialmente interesante en los vuelos de larga distancia. El Concorde, que es el avión comercial más rápido hasta la fecha, era capaz de volar a una velocidad de 2.179 kilómetros por hora, completando el viaje de París a Nueva York en tan solo dos horas y media. 

A pesar de esta gran ventaja, este tipo de aeronave no está exenta de problemas. Su desarrollo se ha visto frenado por la explosión sónica, boom sónico o estampido sónico, un fenómeno que provoca un ruido atronador que se produce al sobrepasar la velocidad Mach 1, y que se puede escuchar a kilómetros de distancia. Por este motivo, las regulaciones actuales prohíben el vuelo supersónico sobre la tierra.

La NASA lleva años investigando la aviación supersónica, centrándose especialmente en combatir el impacto del estampido sónico. Así nació la misión Low-Boom Flight Demonstrator (Demostración de vuelo de baja explosión, en español), que tiene el objetivo de demostrar la capacidad de volar a una velocidad más rápida que la del sonido pero respetando la regulación en materia acústica. En 2016 inició la búsqueda de ofertas de fabricantes de aeronaves para el diseño de un prototipo de avión supersónico silencioso, que también fue adjudicado a Lockheed Martin, la compañía que ahora construirá el X-Plane.

De acuerdo con la agencia espacial estadounidense, el diseño del X-Plane consigue silenciar el boom sónico gracias al modo en que su casco de forma única genera ondas de choque supersónicas. Las ondas de choque del diseño de un avión convencional se fusionan a medida que se expanden lejos de la nariz y la cola del avión, lo que provoca dos estampidos sónicos de gran estruendo. Pero la forma del prototipo de la NASA aleja esas ondas de choque de la aeronave, debilitándolas y dirigiéndolas hacia el suelo, lo que evita las explosiones sónicas. "Se escuchará como una rápida serie de suaves golpes", afirma la agencia en un comunicado.

De Estados Unidos a China en 2 horas gracias a un avión supersónico

El X-Plane tendrá tendrá una longitud de 28,6 metros, una envergadura de 9 metros y un peso de despegue de 14.651 kg. La investigación señala que la velocidad máxima del avión será Mach 1.5 o 1.593 km/h. La entrega de la aeronave está prevista para finales de 2021, y a partir de 2022 la NASA empezará a hacer pruebas de vuelo sobre entre cuatro y seis ciudades de Estados Unidos, que se prolongarán hasta el año 2025. 

[Fuente y fotos: NASA]